EE.UU.-Cuba: Juegos universitarios de nuevo

Peter C. Bjarkman

Higinio Velez, presidente de la Federación del beísbol cubano y Paul Seiler, CEO de USA Baseball.

HAVANA TIMES, 21 de marzo – En un sorpresivo anuncio dado a conocer en la tarde de ayer en La Habana, la Federación de Béisbol de los Estados Unidos (USA Baseball) informó sobre la renovación de la  “serie de la amistad internacional”, suspendida durante mucho tiempo, entre equipos de todos estrellas universitarios de los Estados Unidos y una escuadra similar compuesta por los mejores universitarios cubanos.

La tan esperada serie comenzará con el desarrollo de cinco partidos en el estadio Latinoamericano de La Habana a principios de julio de este año (del 5 al 9 de julio de 2012), y continuará más tarde con la visita del equipo Cuba a suelo estadounidense en algún momento durante el verano de 2013 (sin fecha anunciada todavía).

Este evento marcará la apasionante renovación de una serie en casa y fuera, muy popular durante los años 80 y a principios de los 90, pero que ha permanecido inactiva durante los últimos 15 años.

En 1996 los dos países se enfrentaron por última vez, cuando el equipo Cuba ganó tres de cinco juegos en varios estadios de ligas menores de los Estados Unidos. La última visita “amistosa” a Cuba de un equipo universitario estadounidense fue en 1993, cuando los cubanos ganaron dos de los tres encuentros que se sostuvieron en Sancti Spíritus.

La renovación de la serie fue anunciada durante la rueda de prensa realizada en el venerable estadio Latinoamericano, en un encuentro que contó con la presencia de  Antonio “Tony” Castro (hijo de Fidel Castro), vicepresidente de la  IBAF), Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, y el presidente de USA Baseball, Paul Seiler, y Eric Campbe, director general del  equipo nacional de  Béisbol de Estados Unidos.

IBAF Vice President Antonio “Tony” Castro. Foto: USA Baseball

Tanto Vélez como Seiler (también miembro del comité ejecutivo de la IBAF) firmaron un acuerdo durante la reunión. Según el comunicado de prensa oficial de la Federación de Béisbol de los Estados Unidos Tony Castro dijo: “Esto es un sueño hecho realidad. Hemos pensado en esto por mucho  tiempo. Será positivo tanto para los jugadores como para los aficionados cubanos, y esperamos ansiosos poder ir a los Estados Unidos el próximo año. ”

Cuba y Estados Unidos se mantienen como los dos primeros países en el más reciente ranking del béisbol de la IBAF. Los dos han disfrutado de una rivalidad todos estos años, incluyendo el choque por la medalla de oro celebrado durante los juegos Olímpicos de Sydney 2000, un  par de enfrentamientos el pasado otoño durante la Copa Mundial de Panamá y los Juegos Panamericanos de Guadalajara, y los memorables enfrentamientos durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y el Campeonato Mundial Universitario de Tokio en el 2010, que se decidieron en memorables extra innings.

Quizás el enfrentamiento más dramático entre EE.UU.-Cuba, que se haya presenciado, fue el de Tokio, decidido por  Alfredo Despaigne al propinar un jonrón, no apto para cardiacos, de tres carreras, en un extra  inning del “regla Schiller”.

Uno de los aspectos más intrigantes de la nota de prensa fue el anuncio de que tanto la tropa de universitarios estadounidenses, como la de cubanos que se enfrenten en La Habana a principios de julio viajarían  dos semanas después a los Países Bajos,  para participar en la Semana de Béisbol de Harlem (13-22 de julio).

Cuba había anunciado anteriormente su compromiso de volver a Haarlem este verano, donde ha aparecido regularmente en las últimas décadas.

Ya se han escuchado algunas especulaciones acerca del equipo que Cuba podría enviar a Haarlem en esta ocasión, ya que no hay otros eventos internacionales importantes para este verano.

Anteriormente se creía que podría jugar en Harlem un equipo cubano de veteranos de  primer nivel (como sucedió en el 2008, cuando los cubanos utilizaron ese evento como preparación para las Olimpiadas de Beijing). Sin embargo, la notica de ayer parece sugerir que participará en el evento un  “equipo nacional universitario” – con jugadores menores de 26 años.

Este equipo sería, probablemente, un escuadrón de los mejores de la Serie Nacional Cubana similar al que ganó los Juegos mundiales de Universidades de 2010. El anterior equipo que enfrentó la Universidad de Tokio presentó a  Despaigne, Céspedes, Abreu, Miguel Alfredo González y otros incondicionales del equipo nacional.

Sin embargo, un equipo más joven obviamente no incluiría a regulares del equipo nacional más viejos como Cepeda, Pestano, Yadier Pedroso, Héctor Olivera, Yulieski Gourriel, Alexei Bell (incluso Despaigne). La próxima serie universitaria Cuba-Estados Unidos ya tuvo un impacto en la planificación del calendario del béisbol internacional de este verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *