Julian Assange y Ricardo Patiño. Foto: cancilleria de Ecuador.
Julian Assange y Ricardo Patiño. Foto: cancilleria de Ecuador.

HAVANA TIMES (dpa) —  El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, reiteró hoy al fundador del portal Wikileaks, Julian Asssange, la voluntad de continuar con el asilo “e insistir en que las autoridades británicas otorguen el salvoconducto” que le permita salir del Reino Unido, indica un comunicado de la Cancillería.

El pronunciamiento fue difundido luego de la visita que hiciera Patiño este domingo al australiano en la legación diplomática ecuatoriana en Londres.

La información da cuenta de que el diálogo entre Patiño y Assange se desarrolló marcado por “las crecientes amenazas contra la libertad de las personas para comunicarse y para conocer la verdad, amenazas provenientes de determinados estados, que han colocado al conjunto de la humanidad bajo sospecha”, según expresó Patiño al término de la cita.

La entrevista se dio en las instalaciones de la embajada ecuatoriana en Londres, a cuyas afueras acudieron centenares de personas solidarias con Assange, dice la información.

“He podido por primera vez, decirle, frente a frente, que el gobierno del Ecuador mantiene el compromiso firme de proteger sus derechos humanos, y que continuamos buscando las más sólidas garantías para evitar una extradición ulterior a un tercer estado”, le aseguró Patiño a Assange.

Para este lunes Patiño se reunirá con su par británico, William Hague, a quien entregará un documento con bases jurídicas, en cuyo texto “se aportan las bases legales para otorgar el salvoconducto al periodista australiano”, afirma la Cancillería.

El 19 de junio de 2012 Julian Assange ingresó a la embajada de Ecuador en la capital británica, pidiendo protección a su vida. Luego de acogerlo, Ecuador resolvió dar a Assange el asilo diplomático en agosto de 2012.

Assange consideró que podía ser extraditado desde Suecia, en donde afronta un proceso por presuntos delitos sexuales, a Estados Unidos, y ser juzgado allí con la pena capital.

El portal Wikileaks difundió en 2010 miles de documentos secretos sobre las guerras en Irak y Afganistán.

El australiano, de 41 años, tiene una orden de captura en toda la Unión Europea (UE). Aunque Ecuador le ha dado asilo, si abandona la embajada será arrestado.

La vigilancia de la embajada ya ha costado a los contribuyentes británicos 3,8 millones de libras (unos 4,5 millones de euros), según informó hoy el diario “Sunday Times”, que se remite a la policía londinense.

Patiño ha criticado la fuerte presencia policial. La legación, dijo, se ha convertido en una prisión, dijo el ministro al diario.

El ministro ecuatoriano prevé conversar con Hague sobre la reducción de la presencia policial, según el diario. “No le vamos a sacar (a Assange) sin que nadie lo note”, aseguró el diplomático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *