Dos legisladores de EEUU visitan a Gross

Vistazo del capitolio de La Habana.

HAVANA TIMES (dpa) — Dos miembros de la delegación de congresistas estadounidenses que visita Cuba vieron en la cárcel al contratista norteamericano Alan Gross, confirmaron hoy fuentes diplomáticas de Estados Unidos.

El líder de la delegación, el senador demócrata de Vermont Patrick Leahy, y el miembro de la Cámara de Representantes el demócrata de Maryland, Chris Van Hollen, visitaron el martes a Gross, preso en la isla desde 2009, según fuentes de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba (SINA).

No trascendieron detalles de la reunión. La delegación estadounidense se marchó hoy de Cuba sin dar declaraciones.

El grupo liderado por Leahy se reunió en la víspera también con el presidente Raúl Castro y otros altos miembros de la cúpula cubana.

Las partes hablaron de los “permanentes obstáculos” en la tensa relación entre ambas naciones, según fuentes de la SINA.

“Necesitamos mejorar las relaciones entre nuestros dos países. Es en interés de los dos países”, citaron las fuentes declaraciones de Leahy antes de dejar La Habana rumbo a Haití.

El martes, la portavoz del Departamento de Estado en Washington, Victoria Nuland, señaló que esperaba que la delegación abogue en Cuba por la “inmediata liberación” de Gross, condenado en 2011 a 15 años de cárcel por acusaciones de atentar contra la seguridad del Estado cubano.

Además de Van Hollen, senador del estado del que procede el contratista estadounidense de 63 años, la delegación la conformaban también Jeff Flake (Arizona), Debbie Stabenow (Michigan), Sherrod Brown (Ohio) o Sheldon Whitehouse (Rhode Island), entre otros.

El grupo fue recibido el martes también por el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, así como el canciller Bruno Rodríguez, según los medios estatales de la isla.

El caso de Alan Gross es uno de los que más lastra actualmente las tensas relaciones entre Washington y La Habana. Gross fue detenido en diciembre de 2009 cuando intentaba entrar en la isla con sofisticados equipos de comunicación prohibidos en Cuba, aunque habituales en otros países.

Las autoridades de la isla lo acusaron de trabajar para la inteligencia estadounidense y de pretender entregar los equipos a la proscrita oposición interna.

Un tribunal condenó al estadounidense a 15 años de prisión en marzo de 2011 por “actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado”. Gross sostiene que los equipos estaban destinados a facilitar el acceso a Internet a la comunidad judía en Cuba.

La Habana ha intentado negociar la excarcelación de Gross en un posible canje por los cinco agentes cubanos presos en Estados Unidos desde 1998 por cargos de espionaje, conocidos en la isla como los “cinco héroes”. Washington se niega hasta ahora a vincular ambos casos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *