Disidentes cubanos califican de “traición” acuerdos entre EEUU y Cuba

Barack Obama y Raúl Castro.
Barack Obama y Raúl Castro.  Foto/archivo

HAVANA TIMES (dpa) – Un grupo de disidentes cubanos calificó hoy en el Congreso de Estados Unidos de “traición” el acuerdo alcanzado en diciembre por Washington y La Habana para restablecer relaciones diplomáticas y pidieron a los congresistas que no levanten el embargo a la isla.

Tres disidentes cubanos -Jorge Luis García Pérez “Antúnez”, Berta Soler Fernández y Sara Marta Fonseca Quevedo- testificaron hoy ante el subcomité de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes en el tercer día de audiencias en el Capitolio dedicadas a analizar la nueva política de Washington hacia la isla y sus consecuencias.

“Estos acuerdos, considerados por parte importante de la resistencia cubana como traición a los anhelos libertarios de un pueblo, son inaceptables, pues los principios y la libertad de un país no son propiedad de ningún gobierno por muy poderoso e influyente que sea”, dijo Antúnez durante la audiencia en la cámara baja.

Sin embargo, no todos los disidentes están en contra. Otros disidentes, como la activista pro derechos humanos Miriam Leiva y Manuel Cuesta Morúa, portavoz de Arco Progresista, apoyan el deshielo entre La Habana y Washington, tal y como dejaron claro el martes en otra audiencia en el Senado.

Antúnez denunció que “hay un esfuerzo internacional, expresado por los acuerdos Obama-Castro, para promover una supuesta evolución dentro del régimen castrista”. Y advirtió que se trata de “un espejismo manipulado por la dictadura, simple y sencillamente para perpetuarse en el poder”.

“La dictadura castrista es un sistema irreformable, basado en el rechazo a la sociedad democrática y todo lo que esta representa. Es una tiranía que aspira no solamente a controlar al pueblo cubano, si no que exporta esa represión a otros países, como es el caso de Venezuela”, añadió Antúnez, que durante la audiencia mostró a los congresistas fotos de presos políticos todavía encarcelados en Cuba.

Soler, presidenta de las Damas de Blanco, señaló que las demandas de los opositores a la dictadura castrista son muy concretas:
“libertad de todos los presos políticos, reconocimiento de la sociedad civil, eliminación de todas las disposiciones criminales que penalizan la libertad de expresión y asociación y el derecho del pueblo de Cuba de elegir sus futuro a través de elecciones libres y multipartidistas”.

En la audiencia también participó Sara Marta Fonseca, opositora exiliada, quién instó al Congreso a no levantar el embargo.

“¿Por qué negociar con una dictadura sin tener en cuenta al pueblo y su existencia? ¿Dónde quedan tantos años de sufrimiento, las golpizas propinadas por la policía política a la oposición y el pueblo que reclama libertad y democracia? ¿Dónde quedan los presos políticos, los asesinados y desaparecidos? ¿Dónde está lo que da Raúl Castro a cambio?”, se preguntó Fonseca Quevedo.

Esta opositora considera que antes de que el Congreso levante el embargo económico y comercial a la isla deberían cumplirse ciertas condiciones.

“Sólo cuando sean liberados todos los presos políticos, sólo cuando se legalicen todos los partidos políticos y sindicatos independientes, sólo cuando se realicen elecciones democráticas pluripartidistas, sólo cuando se respeten los derechos humanos, sólo entonces, es que se debe levantar el embargo”, dijo Sara Fonseca.

Por su parte, la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen felicitó a los disidentes por su “valiente testimonio” en la cámara baja.

Ros-Lehtinen, de origen cubano y contraria a cualquier concesión a los hermanos Castro, calificó a Berta Soler, Sara Fonseca y Antúnez de “campeones de la libertad de isla” y “la cara de lo que una futura Cuba democrática parece”.

“Es fácil para el presidente (Obama) cambiar su política sentado en su torre de marfil, pero estas son las caras que deben sufrir ahora bajo un régimen castrista revitalizado por las políticas e inyecciones de dinero del presidente Obama”, dijo la congresista de Florida, estado en el que vive gran parte del exilio cubano en Estados Unidos.


10 thoughts on “Disidentes cubanos califican de “traición” acuerdos entre EEUU y Cuba

  • el 8 febrero, 2015 a las 12:56 pm
    Permalink

    Pero Isidro, es que lo que escribes le sugeriría a un lector no cubano que los disidentes no saben que hay unos mecanismos allí, esperando ser usados y contemplados en la legislación cubana.

    A mí hay muchos de ellos que no me gustan,pero la horrorosa desventaja en la que tienen que desenvolverse hay que mencionarla. Y da la impresión que a ti eso te parece una minucia indigna de ser mencionada.

  • el 8 febrero, 2015 a las 11:50 am
    Permalink

    Por supuesto tienen que estar preocupados porque se les puede echar a perder el empleo, por donde va a salir la nómina si se establece una embajada y según las normas internacionales los diplomáticos n/a ya no pueden jugar el papel de empleadores y pagadores a destajo, según el brete y los belebeles que formen. Era de esperar tanto de a los de aqui como de los de allá.

  • el 8 febrero, 2015 a las 12:40 am
    Permalink

    Capitán:

    En todo caso, TODOS insistimos: Insisten los opositores en afirmar que se van a buscar ayuda a EEUU porque en su país el Gobierno les cierra todas las puertas o posibilidades; insiste el Gobierno en decir que todos los que se oponen al sistema son personas pagadas por una potencia extranjera y no representan a la población; insiste el Gobierno de EEUU en pedir reformas democráticas a Cuba y en proporcionar recursos a los opositores de aquél, a la vez que embarga (o persigue) el normal desenvolvimiento financiero y comercial de Cuba. La razón dicta que algún día deberá reinar la lógica, que a mi modesto entender comenzaría a imponrse dando por concluida la mencionada persecusión financiera (entre otros castigos más que discutibles), para que todo lo demás eche a andar como corresponde. Cuestión de prioridades…

  • el 7 febrero, 2015 a las 7:40 am
    Permalink

    Si EDUARDO ya Elio nos contó como nuestros representantes tratan al pueblo cuando quiere expresarse en las urnas: a tiro limpio y sin avisar. Así ha sido desde 1958 hasta nuestros días.

  • el 6 febrero, 2015 a las 10:26 pm
    Permalink

    eduardo:

    La palabra mas querida y repetida por todos los gobiernos no democraticos o socialistas/comunistas,es la palabra PUEBLO,ese ente semi abstracto que significa cualquier cosa menos ellos mismos.Mencionar cada 5 minutos esa palabra les da una sensacion fingida de apoyo popular,sabiendo,como lo saben muy bien,que solo estan ahi por la fuerza,la propaganda feroz,y la desinformacion.
    En “nombre” del pueblo el gobierno de los hermanos Castro ha violado consuetudinariamente los derechos de toda una nacion,menos los de ellos. En nombre del “pueblo” el gobierno cubano no permite a los que viven dentro de Cuba expresarse,moverse,o asociarse libremente. Pero,y para mas ironia,esos gobernantes insisten,subrayan y significan,que su mandato es emanado del pueblo. Pero cuando el pueblo verdadero,es decir,menos ellos,sus asociados politicos y sus familiares,intenta hacer las cosas diferentes al discurso oficial,el gobierno echa a andar una maquinaria represiva de alto perfil para aplastar a los opositores. En ese momento ya esas personas dejan de ser el pueblo para convertirse en traidores, porque Siempre Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado y actua a beneficio del estado y nunca del mismo pueblo

    ¿Y de verdad la tiranía castrista representa los intereses de la mayoría de los cubanos?

    ¿A qué tu llamas “intereses del pueblo cubano? ¿Al estatismo como base de la economía? ¿La dictadura de un partido disfrazada de “dictadura del proletariado” primero y de “ser castrista y por tanto ‘comunista’ es la única forma de ser patriotas” ? (el patrioterismo barato como último reducto de los miserables, los represores con impunidad garantizada, los censores y los chivatos) ¿La desconexión entre discurso oficial y actuar real? ¿La ausencia de libertades civiles? ¿Esos son los intereses del pueblo cubano?”

  • el 6 febrero, 2015 a las 8:01 pm
    Permalink

    …aqui las preguntas claves son….a quien ,aparte de a ellos mismos y sus intereses,representan esos disidentes???…representan al pueblo cubano???….NO…adonde tienen que reclamar atencion ,a quien tienen que reclamarle obligaciones???…pues claramente que a sus empleadores,financistas y organizadores…por supuesto que los usa “traicionaron” a esos personajes….los usaron pero sabian que con quien habia que conversar era con los representantes del pueblo cubano …y con quien conversaron ???…con el gobierno y no con esos personajes que no representan a nadie….mas claro ni el agua….

  • el 6 febrero, 2015 a las 2:52 pm
    Permalink

    No se puede negar una cosa: la administración Obama engañó a la opinión pública de forma descarada. Una o dos semana antes del 17 de diciemnbre, un vocero de la Casa Blanca afirmaba ante los medios que no se negociaría la liberación de los espías. Eso es verdad.

    Obama mintió a los cubanos y al pueblo americano. Ahora mismo en las audiencias la Jacobson no sabía ni que decirle a Ileana Ross cuando esta le enfiló los cañones. Simpatías o antipatías aparte, la verdad es la verdad. Hubo engaño y manipulación.

  • el 6 febrero, 2015 a las 12:55 pm
    Permalink

    Asi de sad es la historia estimado Isidro, de tener que salir a buscar afuera lo que por derecho propio les pertenece, que es tener libertad y que se les respeten sus derechos civiles, Y si eso fuera malo no se le tendría que reprochar lo mismo al gobierno? porque peor aun, ¿ también ellos no han mandado su comisión a buscar algo afuera?, y ese algo es dinero, ¿es solo eso lo que se necesita en Cuba?, que un gobierno extranjero venga a llenar las arcas del Estado?, y los derechos civiles, qué?, es muy triste que este gobierno se empecine en no querer reconciliarse con los inquilinos de su propia su casa, y da mas vergüenza que un régimen que ha sido tan anti-americano toda su vida tenga el derecho de venir a la misma mismísima casa del “enemigo” a buscar que se les resuelva el rollo en que están metidos y que los disidentes no tengan el derecho de exponer su agenda, cualquiera que sea. Sea la que no te guste a ti, o la que me guste a mí. Es lo justo.

  • el 6 febrero, 2015 a las 10:09 am
    Permalink

    El lector Isidro insiste. Hay mecanismos para conseguir en casa eso que él esgrime,solo que los disidentes no se han enterado.

    Por mucha antipatía que se sienta hacia los disidentes, porque de que hay de todo entre ellos,lo hay, no puede ignorarse lo obvio antes de comenzar a desmenuzar el tema.

  • el 6 febrero, 2015 a las 6:18 am
    Permalink

    Y siguen en la misma…buscando allá afuera lo que no consiguen en casa…otra vuelta a la noria…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *