Diecisiete países condenan “ruptura democrática” en Venezuela

Por Gonzalo Ruiz Tovar (dpa)

El presidente Maduro restó importancia a la condena a su gobierno, Foto: telesurtv.net

HAVANA TIMES – Diecisiete países americanos condenaron hoy en Lima la “ruptura del orden democrático” en Venezuela y anticiparon que desconocerán las medidas que adopte la Asamblea Constituyente recién elegida en ese país por “su carácter ilegítimo”, reportó dpa.

Los cancilleres o sus representantes de esos países manifestaron en una Declaración de 16 puntos “enérgico rechazo a la violencia y a cualquier opción que involucre el uso de la fuerza” y a la “violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales”, lo que incluye “la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres bajo observación internacional”.

No obstante, al margen del texto el canciller peruano, Ricardo Luna, dijo que el grupo está abierto a apoyar un diálogo “creíble y de buena fe” con la administración del presidente Nicolás Maduro.

Asimismo, el grupo apoyó la decisión del Mercosur de suspender a Venezuela, anunció que no apoyará ninguna candidatura de Caracas en foros internacionales, pidió cortar la entrega de armas al país caribeño, deploró la “crisis humanitaria” y expresó respaldo a la destituida fiscal general Luisa Ortega.

Luna dijo que los 17 países y los que se quieran sumar quedan constituidos en un grupo de observación cuya próxima reunión se hará en septiembre, en el marco de la Asamblea de las Naciones Unidas.

El canciller de México, Luis Videgaray, rasaltó en un encuentro con la prensa posterior a la lectura de la Declaración que dos puntos sustanciales son el desconocimiento de la Asamblea Constituyente y la decisión de solo aceptar lo autorizado por la Asamblea Nacional.

Por su parte, el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, afirmó, aparte de la Declaración, que los países participantes, y en particular el suyo, rechazan “golpes de Estado, autogolpes o levantamientos militares” como posibles salidas a la crisis.

Luna añadió que la posibilidad de romper relaciones diplomáticas con Venezuela es una decisión de cada país, mientras que su colega de Colombia, María Ángela Holguín, dijo que cada gobierno tomará las medidas humanitarias pertinentes, en especial el suyo y Brasil, en los que más se siente la emigración venezolana.

En otro aparte, el ministro del Exterior de Brasil, Aloysio Nunes, ratificó, en su condición de presidente pro témpore del Mercosur, la decisión del grupo de excluir a Venezuela por prácticas consideradas antidemocráticas.

La reunión, convocada por el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, uno de los más duros críticos de Maduro, se celebró en el Palacio Torre Tagle, sede de la Cancillería, y estuvo presidida por Luna, aunque el propio jefe de Estado se sumó en los minutos finales.

Participaron los cancilleres de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, el vicecanciller de Canadá, el representante de Granada ante la Organización de Estados Americanos y el embajador de Uruguay en Lima.

Aunque la Declaración de Lima está suscrita solo por 12 países, Luna aclaró que representa el sentimiento de los 17.

Mientras los diplomáticos deliberaban, en la Plaza Francia, a unos 500 metros, cientos de venezolanos -que radican ahora en Lima tras escapar de la crisis social y económica de su país- se mantuvieron concentrados para expresar respaldo a posiciones duras en contra del que llamaban “tirano” Maduro.

Maduro rechaza condena y recibe apoyo de los países aliados del  ALBA

Maduro rechazó previamente el encuentro en Lima, al que acusó de estar digitado por Washington. Estados Unidos, empero, no estuvo en la lista de países invitados.

Paralelamente, la sexta reunión del consejo político del ALBA emitió una declaración desde Caracas, en rechazo a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos “contra el pueblo venezolano”.

“(Las sanciones) constituyen una clara violación del derecho internacional, los derechos humanos y una inaceptable aplicación intervencionista que tiene como único objetivo afectar de manera directa al Gobierno bolivariano y al pueblo de Venezuela”, señaló la declaración.

La declaración fue leída en la reunión, a la que asistió Maduro, por el secretario general de la organización, el boliviano David Choquehuanca. Dijo que las acciones de Estados Unidos no solucionan los problemas de los venezolanos y, al contrario, los agravan.

Igualmente, el ALBA ratificó su apoyo a un diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana para resolver las diferencias en el país.

Asimismo, saludó la instalación de la Asamblea Constituyente, que destacó como un acto “legítimamente soberano” de los venezolanos.

El ALBA, fundado en 2004 por Venezuela y Cuba, está conformado además por Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Suriname.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *