Departamento de Estado de Estados Unidos pide más financiamiento para Cuba

por Tracey Eaton  (alongthemalecon.blogspot.com)

US State DepartmentHAVANA TIMES –La oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos o WHA, como es conocida, quiere 6 millones 46 mil dólares para la conversión de su “embajada cubana”, pero no ofrece detalles de cómo gastaría esa cantidad.

El Apéndice 1 sobre la Justificación del Departamento de Estado con respecto al Presupuesto del Congreso para de Operaciones en el Exterior afirma:

  El histórico anuncio del presidente Obama de que Estados Unidos abrirá una embajada en La Habana, Cuba, pondrá más exigencias a los antiguos servicios del Departamento para involucrar a la sociedad civil cubana y apoyar el aumento de visitantes a la Isla.

Si al gobierno estadounidense le interesa la transición de la Sección de Intereses a embajada, la misión ampliará su presencia y manejará operaciones más amplias, mientras se intensifican las relaciones con Cuba. (Consulte la página 184 del Apéndice 1).

 WHA solicita un aumento de seis millones para satisfacer las necesidades de recursos del anuncio presidencial con relación a Cuba. Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, la misión estadounidense en La Habana ampliará su presencia y la transición a la categoría de embajada para manejar operaciones más amplias que permitan que el Departamento de Estado tenga una mejor representación de los intereses estadounidenses.

La oficina también pidió 528 mil dólares para un nuevo programa llamado Iniciativa de Alcance en Cuba. El Apéndice 1 explica:

El Departamento de Estado espera aprovechar los cambios que están ocurriendo en Cuba, así como las relaciones entre los dos países. Como parte de la mejora de los programas de pueblo a pueblo, el WHA ampliaría los programas de Educación y de intercambio cultural con Cuba, y entablaría contactos con nuevas personas e instituciones, estableciendo conexiones con instituciones e individuos estadounidenses relacionadas actualmente con organizaciones cubanas. Por lo tanto, la AMS solicita 528 mil dólares para mejorar la programación de divulgación en Cuba. (Consulte la página 197 del Apéndice 1).

Registros muestran que en la actualidad, la Sección de Intereses en La Habana emplea a dos personas para las actividades de diplomacia pública. El presupuesto para tales actividades era de 666 mil dólares en el año fiscal 2015. Los funcionarios piden 704 mil para el 2016.

En otras noticias de presupuesto:

La oficina del Departamento de Estado para Asuntos Cubanos, con una plantilla de 12 trabajadores, solicita 2 millones 898 mil, 100 mil más que en 2015.

La Sección de Intereses estadounidense en la capital cubana solicita 11 millones 92 dólares, un gran salto de los 4 millones 758 mil dólares en el año fiscal 2015.

El Apéndice 3 dice que el gobierno de los Estados Unidos espera aprovechar una “oportunidad de ventana política única” en el hemisferio.

El documento dice:

 La política de los Estados Unidos hacia el hemisferio occidental busca dirigirse a instituciones duraderas y la gobernabilidad democrática, a la defensa de los derechos humanos, mejorar la seguridad ciudadana, así como la inclusión social y la prosperidad económica, asegurar un futuro de energía limpia, y prevenir los efectos del cambio climático.

Los Estados Unidos aprovecharán una ventana de oportunidad política única en el hemisferio para ampliar el acercamiento hacia América Central, restablecer relaciones diplomáticas con Cuba, y presionar hacia una reforma energética en el Caribe, sin dejar de mantenerse firme en el compromiso de colaboración con el hemisferio para avanzar en una apertura y enfrentar desafíos comunes. La ayuda de los Estados Unidos a la región responde directamente a las prioridades de la política de esta nación, especialmente América Central. (Vea la página 364 del apéndice 3).

Para Centroamérica en términos más generales, segmentos de las estrategias de seguridad y los objetivos de control recayeron en “Gobernando de Manera Justa y Democrática”, incluyendo el apoyo a instituciones eficaces, transparentes y responsables.

De manera independiente, los Estados Unidos continúan proporcionando apoyo a la democracia y a los derechos humanos en entornos difíciles, entre ellos, Cuba y Venezuela. En consonancia con la política cubana presentada por Obama, los Estados Unidos continuarán brindando ayuda a la democracia en Cuba para promover los derechos humanos y las libertades fundamentales, y apoyar el libre flujo de información. (Consulte la página 366 del apéndice 3).

Documentos presupuestarios hacen hincapié en que programas de democracia y de los derechos humanos en Cuba siguen siendo una prioridad del gobierno estadounidense.

Los programas de los 20 millones de dólares ayudarán:

“Libertades fundamentales y el respeto a los derechos humanos.”
“La asistencia humanitaria a familiares y víctimas de la represión política”
programas para fortalecer la sociedad civil independiente cubana y la libertad de expresión.

El Apéndice 3 da los siguientes antecedentes y descripción del programa:

Cuba es un Estado autoritario que limita los derechos civiles y políticos, tales como el derecho de reunión, la libertad de expresión y los derechos laborales. También se niega a reconocer la existencia de organizaciones no gubernamentales independientes y mantiene un monopolio estatal sobre los medios de comunicación. El Presidente señaló durante su discurso político del 17 de diciembre de 2014 que la promoción de los principios democráticos y los derechos humanos siguen siendo el objetivo principal de la ayuda de los Estados Unidos a Cuba.

Fondo de Apoyo Económico (ESF por sus siglas en inglés)

La Ayuda de los Estados Unidos apoyarán las iniciativas de la sociedad civil que promueven la democracia, una economía basada en el mercado, los derechos humanos y libertades fundamentales, en particular la libertad de expresión y de asociación.

Los programas proporcionarán asistencia humanitaria a las víctimas de la represión política y a sus familias, fortalecerán la sociedad civil cubana independiente, apoyarán el deseo del pueblo cubano de determinar libremente su futuro y reducir su dependencia del Estado cubano, y promoverá el flujo de información sin censura hacía, desde, y dentro de la Isla.

    Intervenciones clave:

 La ayuda estadounidense trabajará con elementos independientes de la sociedad civil cubana para aumentar la capacidad de participación de la comunidad, construirá redes entre las organizaciones de la sociedad civil, y fomentará las habilidades de liderazgo de una futura generación de líderes de la sociedad civil.

       La ayuda estadounidense trabajará con la sociedad civil independiente para promover los derechos e intereses de los ciudadanos cubanos, y superar las limitaciones que han sido impuestas por el Gobierno cubano en materia de derechos civiles, políticos y laborales de los ciudadanos.

     Estados Unidos apoyará al incipiente e independiente sector privado para reducir su dependencia del Estado cubano.

        Programas financiados por los Estados Unidos facilitarán el intercambio de información dentro y fuera de Cuba, así como entre los grupos de la sociedad civil, incluyendo el uso de las nuevas tecnologías.

Los Estados Unidos apoyarán los esfuerzos cubanos para documentar las violaciones de los derechos humanos y prestarán asistencia humanitaria a las víctimas de la represión política y a sus familias.

La Supervisión de Programas Clave y Actividades de Evaluación: se llevaron a cabo varios esfuerzos de monitoreo y evaluación en el año fiscal 2013 y en el 2014:

 La supervisión del rendimiento y la evaluación de los programas cubanos presentan desafíos únicos. Ha sido difícil confiar en mecanismos de seguimiento y evaluación tradicionales, debido a la antigua dificultad asociada a individuos financiados a través de las subvenciones del Gobierno estadounidense para viajar a la Isla.

De este modo, el programa ha trabajado en estrecha colaboración con la implementación de asociados para garantizar una información exacta y completa de las actividades del proyecto; identificar formas de consolidar la información obtenida de diferentes fuentes acerca de los servicios prestados por los concesionarios y contratistas; y para medir los resultados y el impacto del programa a través de medios alternativos.

       La USAID y el Departamento de Estado continúan trabajando en estrecha relación con los concesionarios y contratistas para asegurar que la gestión del rendimiento se incorpore, tanto en el diseño del programa, como en la ejecución de este, garantizando que la productividad y los resultados se midan con la mayor profundidad y precisión posibles.

El Uso del Seguimiento y la Evaluación trae como Consecuencia Opciones Programáticas: las actividades de seguimiento y evaluación informaron las siguientes acciones y decisiones con respecto al presupuesto del año fiscal 2016:

El Departamento de Estado continúa identificando las áreas de programación más viables y apropiadas, así como temas probables para la programación futura del año para lograr un impacto en Cuba.

        De manera particular, el apoyo a la libertad de expresión, el libre flujo de información y una mejor comunicación entre los actores de la sociedad civil cubana, así como el apoyo al sector privado emergente, han sido identificados como actividades prioritarias para los fondos de asistencia, tanto del actual como del año próximo.

La solicitud de presupuesto del 2016 para la Fundación Nacional para la Democracia es de 103 mil 45 millones de dólares, 31.6 millones menos que el año anterior. El Apéndice 1 dice:

Con ese nivel de financiamiento, NED proporcionará apoyo concreto a los activistas que trabajen en los ambientes políticos más difíciles y sensibles, pero tendrá que hacer reducciones significativas en todas las regiones.

La NED no está olvidando Cuba. El Apéndice 1 establece:

 Cuba, como la única dictadura de América Latina, seguirá siendo una prioridad. Nicaragua celebrará elecciones presidenciales en el 2016, y la NED apoyará las organizaciones de la sociedad civil que trabajen en la defensa de las instituciones democráticas, los procesos y los valores. Continuará, también, el apoyo a la sociedad civil en los regímenes semi-autoritarios de Bolivia, Ecuador y Venezuela.

La Junta de Gobernadores de Radiodifusión solicitó 751.5 millones de dólares para el año fiscal 2016, de un estimado de 742 dólares en el año fiscal 2015.

La solicitud del BBG incluye una propuesta para “establecer y supervisar las contribuciones a una organización independiente para llevar a cabo actividades de los medios a Haití y a la región de América Latina.”

Y eso incluye a Cuba.

6 thoughts on “Departamento de Estado de Estados Unidos pide más financiamiento para Cuba

  • Desde hace mucho aplaudir el comunismo desde los placeres del capitalismo ha sido un hoby , es decir yo lo aplaudo , pero que se lo coma otro y si voy a el que sea en plan turista , o comunista nostalgico .
    Ideal leer el verdadero idiota latinoamericano .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *