Dejan sin efecto obligación de pasaporte a venezolanos en Ecuador

Por Ramiro Carrillo (dpa)

Los buses fletados por el Gobierno llegan a Huaquillas con migrantes venezolanos. Foto: Mario Faustos /EL COMERCIO.com

HAVANA TIMES – La jueza ecuatoriana Judith Naranjo dejó sin efecto hoy la disposición gubernamental de exigir pasaporte a los venezolanos que ingresen al Ecuador por sus fronteras, los que deberán presentar su cédula de identidad pero validada por un organismo internacional reconocido por el país andino.

La jueza cesó el decreto ejecutivo correspondiente ante un pedido de las defensorías Pública y del Pueblo, que plantearon medidas cautelares ante el requisito exigido desde el sábado a los venezolanos.

El Gobierno ecuatoriano en un comunicado acató la resolución judicial que contempla la suspensión por 45 días, tiempo en el cual se deberá implementar un plan para regular el ingreso de los venezolanos.

El ingreso de ciudadanos venezolanos que deseen no utilizar su pasaporte sino su cédula de identidad para entrar en Ecuador se verificará con la validación de dicho documento.

La validación se efectuará con la presentación de “un certificado de validez de la cédula de identidad, emitido por un organismo regional o internacional reconocido por el gobierno de Ecuador”, dice la respuesta ecuatoriana.

La validación también puede ser por intermedio de las entidades autorizadas para el efecto por el gobierno de Venezuela, añade.

Buses trasladan a venezolanos por corredor humanitario en Ecuador

La medida no interrumpe el “corredor humanitario” que hoy se puso en marcha en el territorio ecuatoriano, a fin de que los venezolanos que ingresen a Ecuador por Colombia sean transportados gratuitamente en buses hasta Huaquillas en la frontera con Perú.

La decisión obedece a que buena parte de los ciudadanos del país caribeño tiene como propósito trasladarse a Perú, Bolivia, Chile y Argentina y muchos emprenden la travesía a pie.

Desde Rumichaca en la zona andina partieron 34 buses. Desde San Miguel, en el sector amazónico, ocho buses, y desde Quito, cinco más, con venezolanos varados en terminales de la capital ecuatoriana.

“Con el corredor humanitario se ha tratado de ayudar a que los ciudadanos puedan reunificarse con sus familiares en Perú”, justificó hoy el viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez.

Los traslados cuentan con seguridad de la policía y además los buses son controlados en varios puntos del trayecto de 800 kilómetros entre las dos fronteras.

La disposición tampoco dio variación a los preparativos de la reunión de cancilleres de trece países de Centro y Sudamérica para mediados de septiembre cuando se afrontará de manera regional el flujo migratorio de venezolanos por varios países latinoamericanos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *