Ortega comenta sobre elecciones en EE.UU. y Nicaragua

Daniel Ortega durante el acto de homenaje a Carlos Fonseca. Foto tomada de El 19 Digital

Reaparece después de 19 días de ausencia: ignora a víctimas de Eta y ataca con odio la rebelión cívica de abril.

Por Ana Lucía Cruz (Confidencial)

HAVANA TIMES – El presidente de Nicaragua Daniel Ortega, luego de cumplir 19 días de ausencia pública, apareció este domingo, ocho de noviembre, para asegurar que “respeta” el reclamo de Donald Trump de un supuesto fraude en su contra, luego que perdiera la reelección para un segundo mandato frente al demócrata Joe Biden. 

Ortega mencionó que respetaba el rechazo de Trump a los resultados de la contienda electoral, porque asegura que ese es “un problema que tienen que resolverlo ellos (los estadounidenses)”, pues afirma que no quiere que -en futuros comicios- “se metan con nosotros”. 

“Nosotros sencillamente reconocemos al que resultó electo… ya esas contradicciones, esos choques, esa polarización donde se acusan de fraude, bueno, ese es un problema que tienen que resolverlo ellos y nosotros no nos metemos… porque no queremos que se metan con nosotros, cómo se han metido con nosotros en otros momentos”, señaló el mandatario. 

“Abierto” a un nuevo diálogo

Ortega aprovechó además para indicar que tiene previsto reabrir las puertas de un diálogo con la oposición nicaragüense, asegurando que “llegará el momento en que aun con los más envenenados podamos dialogar”. Sin embargo, dejó claro que los temas que pretende abordar serán “alrededor de los programas económicos” y “sociales”. 

El también dirigente del Frente Sandinista no mencionó ni una sola palabra que recordara las demandas de la oposición nicaragüense frente a las elecciones de 2021, que incluyen reformas profundas del sistema electoral, restablecimiento de los derechos y garantías de los nicaragüenses y la libertad absoluta de todos los presos y excarcelados políticos. 

Sin embargo, sí recordó que el país se encuentra a un año de los comicios presidenciales de 2021, aunque no mencionó nada sobre garantizar que estas elecciones se realicen de forma libre, transparente y observada, como demanda la oposición nicaragüense. 

Ortega tampoco hizo mención de la orden que le dio a miembros del FSLN para elaborar una propuesta de reformas electorales que no toquen el Consejo Supremo Electoral, y que están enfocadas en la parte técnica de la Ley. 

En contraste, Ortega no desaprovechó la oportunidad para atacar contra la rebelión cívica que estalló en abril de 2018, asegurando que esto fue uno de los “ataques” “más terribles”, pues afirma que “se metió una puñalada en el corazón de este pueblo”. 

Sin embargo, rescató que están “librando” la “batalla” para que, en las elecciones de 2021, “tener los resultados” por los que han “luchado”, pese al “terrorismo de abril”, “pandemia” y “huracán”. 

Ortega sostiene que Eta no dejó “ni un solo fallecido”

En menos de cinco minutos de su discurso, Ortega recordó la crisis que atraviesa el país desde el pasado tres de noviembre, tras el impacto del huracán Eta en la costa del Caribe Norte de Nicaragua, asegurando que, efectivamente, el fenómeno “dejó daños”, pero que estos son “reparables”. 

Al tratar de informar sobre “el número de víctimas” el presidente Ortega se mostró indeciso, pues se abocó con la vicepresidenta y vocera del Frente Sandinista, Rosario Murillo, y fue hasta que consultó que rompió el silencio, sin completar su idea inicial, diciendo que “lo que produjo muertes, fallecimientos fue en la actividad minera, pero fue antes de que entrara el huracán”. 

Sin embargo, la muerte de los dos mineros artesanales; William Castro Zúniga y Ervin Ariel Rayos, fue informada por medios locales de Bonanza el pasado tres de noviembre, mismo día del impacto de Eta en el Caribe Norte y 24 horas después de que ese municipio fue incluido en la alerta roja emitida por el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred). 

Ortega aseguró que Eta dejó los poblados del Caribe Norte del país “totalmente devastados”, pero no dio detalles sobre la cantidad de personas damnificadas, las casas destruidas por el paso del huracán, los albergues habilitados, la atención brindada a los comunitarios que demandan agua y comida o detalles sobre el plan que están o van a ejecutar para apoyar a las comunidades indígenas y afrodescendientes. 

No obstante, no dudó en culminar señalando que “no hubo ni un solo fallecido” por el paso del huracán Eta, ya que asegura “se habían evacuado con tiempo” a las comunidades. 

Otra óptica de la situación en el terreno

La directora del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan), Juana Bilbano, denunció en una entrevista en el programa Esta Noche, la situación que calificó como “inhumana” que pasan las comunidades tras el impacto del huracán Eta. Además, informó de lo que podría ser el tercer deceso tras el paso del huracán Eta. 

Bilbano, indicó que tiene información de la muerte de Polanco Enríquez, de 18 años, quien fue encontrado el seis de noviembre en el sector de Li Aura, tras ser reportado como desaparecido 48 horas antes, luego de salir en un cayuco (pequeño bote de madera) en el río Ipri  Tigni, en Waspam. 

Además, ha reportado la falta de alimentos, colchonetas y agua en albergues habilitados en el Caribe Norte. Los defensores advierten de una crisis alimentaria en las comunidades indígenas y alertan sobre la falta de atención gubernamental.

Lea más noticias desde Nicraagua aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *