Daniel Ortega cancela otras 25 oenegés; sumará 119 en 2022

Acabando con la sociedad civil nicaragüense y sus organizaciones en nombre de soberanía. Caricatura: PxMolina / Confidencial

Con las nuevas anulaciones, se elevará a 193 la cifra de las organizaciones de la sociedad civil suprimidas por el régimen, desde finales de 2018

Por Confidencial

HAVANA TIMES – El régimen de Daniel Ortega mantiene su arremetida contra las organizaciones de sociedad civil, al solicitar a la Asamblea Nacional —dominada por el Frente Sandinista— la cancelación de otras 25 oenegés, con las que se elevará a 119 la cantidad de oenegés anuladas por el régimen en lo que va de 2022, según un análisis de datos realizado por CONFIDENCIAL.

Se espera que el decreto de cancelación sea aprobado el próximo jueves. Entre las nuevas 25 oenegés ilegalizadas se encuentra la Asociación Civil Instituto Histórico Centroamericano (IHCA), que fungía como un “centro de investigación periodística, reflexión, análisis, comunicación y acción social, de origen cristiano”, creado por la Compañía de Jesús, también responsables de la Universidad Centroamericana (UCA). Este centro elaboraba y distribuía mensualmente la Revista Envío, de cobertura nacional e internacional desde hace 30 años. Además de desarrollar talleres sobre la realidad del país.

Otras de las organizaciones afectadas por esta nueva solicitud del Ministerio de Gobernación (Migob) son la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible, liderada por el destacado científico Jaime Incer Barquero. La organización ambiental fue pionera en la conservación de los recursos naturales en Nicaragua y se sumó a otras oenegés como Centro Humboltd —también cancelada— para alertar sobre el riesgo ambiental que implicaba el proyecto canalero, impulsado por el régimen de Ortega.

Las otras organizaciones afectadas son: Asociación de Cirujanos Dentistas de León; Asociación Foro de Educación y Desarrollo Humano de la Iniciativa por Nicaragua (FEDH-IPN); Asociación por la Democracia Enrique Bermúdez Varela; Asociación de Comisiones por la paz de los Derechos Humanos; Asociación Movimiento Fuerza Democrática Nicaragüense; Asociación Nicaragüense de Criadores y Propietarios de Caballos Peruanos de Paso; Fundación para el Desarrollo Comunitario Inclusivo (Fundecomi); Fundación EO Nicaragua; Fundación para el Desarrollo de la ciudad de León; Asociación para el Desarrollo Pecuario de Achuapa; Fundación Nakawe; Fundación Inserción de Exreclusos.

También solicitaron cerrar a la Asociación Ángelo Guiseppe Roncalli; Asociación para el Desarrollo Integral Comunitario; Fundación Proyecto Solar para Mujeres Nicaragüenses; Asociación Civil de Clubes de Leones del Distrito D-5 de Nicaragua; Asociación de Promotores Sin Fronteras; Asociación Ciencia y Desarrollo Nicaragua; Fundación Eco Familia; Fundación para el Desarrollo Integral de Quilalí; Asociación Movimiento de Mujeres de Chinandega; Asociación Centro de Asistencia a la Mujer y Asociación Centro de Desarrollo Integral Nicaragüense.

Supuesta violación a leyes

Con el voto de los diputados sandinistas y sus aliados, el régimen ha cancelado —desde finales de 2018— la personería jurídica de 168 oenegés, cifra que se elevará a 193 con las nuevas anulaciones, según el análisis de datos realizado por CONFIDENCIAL.

A estas el Migob las ha acusado del incumplimiento de tres legislaciones: la Ley sobre Personas Jurídicas sin Fines de Lucro o Ley 147; la Ley Orgánica del Poder Legislativo de la República de Nicaragua o Ley 606, y la Ley contra el Lavado de Activos, Financiamiento al Terrorismo y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva o Ley 977.

El Migob argumenta además que las organizaciones no han reportado sus estados financieros con desgloses detallados, o no se registraron como agentes extranjeros. Sin embargo, en múltiples ocasiones, los responsables de las oenegés cerradas han asegurado que el Ministerio colocaba trabas para que estos cumplieran con los procesos requeridos por la ley o incluso, a veces, ni les recibían la documentación pese a que lo intentaron en varias ocasiones.

Entre las oenegés canceladas hay decenas que desarrollaban proyectos de educación, programas médicos como los ejecutados por Operación Sonrisa, movimientos de mujeres, del medioambiente; la promoción y defensa de los derechos humanos, el desarrollo social, la democracia, la cultura, los indígenas y los niños y adolescentes.

Lea más desde Nicaragua aquí.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.