Cuestionan acuerdos entre la OEA y el Gobierno Nicaragua

Luis Almagro y Daniel Ortega

HAVANA TIMES – La oposición de Nicaragua cuestionó hoy tres acuerdos firmados por el Gobierno de Daniel Ortega y la Organización de Estados Americanos (OEA) de cara a los próximos comicios municipales, por considerar que no garantizan una elección libre, justa y “transparente”, reportó dpa.

En un comunicado, el Frente Amplio Opositor (FAD) destacó que la formación de una misión de observación electoral de la OEA, incluida en los acuerdos divulgados el martes, “no cambia” las condiciones de “farsa electoral” de noviembre pasado cuando Ortega fue reelegido para un tercer mandato consecutivo.

“Un sistema electoral controlado desde su cúpula hasta las Juntas Receptoras de Votos por agentes del partido en el poder, no es garantía alguna para que los nicaragüenses ejerzamos nuestro derecho a elegir”, indicó el documento tras recordar que la principal coalición opositora fue excluida de esos comicios.

Mediante los acuerdos bilaterales difundidos anoche en Managua, el Gobierno prometió garantías de inmunidad y libre acceso a la OEA para observar las municipales del 5 de noviembre próximo, pero no anunció cambios en la dirección del tribunal electoral ni la inclusión de las fuerzas políticas que adversan a Ortega.

“Mientras el señor Roberto Rivas esté al frente del Consejo Supremo Electoral, ir a elecciones será como ir al matadero, con o sin OEA”, declaró a periodistas Violeta Granera, dirigente del opositor Movimiento por Nicaragua (MpN).

La presidenta del disidente Movimiento Renovador Sandinista, Ana Margarita Vijil, opinó por su parte que los acuerdos “parecen escritos para un país donde las instituciones funcionan”.

“La OEA se prepara para acompañar un proceso electoral ‘normal’, pero se olvida de sus propias recomendaciones en el informe de observación de 2011”, cuando aconsejó renovar la estructura del sistema electoral para asegurar comicios libres, recordó Vijil.

“Con esos documentos no cambia nada. Todo seguirá igual y Nicaragua seguirá su lucha contra la dictadura”, afirmó el ex diputado liberal José Pallais, uno de los 28 legisladores destituidos del Parlamento en 2016 mediante un decreto del CSE.

Tras señalar que en los acuerdos OEA-Gobierno no estuvo representada la sociedad civil ni las fuerzas políticas, el FAD destacó que “no hay, hasta ahora, ningún cambio en las condiciones del sistema electoral que nos garanticen a los nicaragüenses que podremos, libremente, sin presiones, ni amenazas, ejercer nuestro derecho a elegir y ser electos”.

“Los nicaragüenses aún esperamos que el secretario general (Luis Almagro) presente públicamente el informe de la OEA sobre la situación electoral en Nicaragua” que dio pie al diálogo entre el organismo y el Gobierno a fines del año pasado, subrayó el texto.

Daniel Ortega, de 71 años, fue presidenta por primera vez de 1985 a 1990, durante la Revolución sandinista. Tras 17 años en la oposición, volvió al poder en 2007 y fue reeelegido en 2011 y 2016, pese a los reclamos de la oposición que denunció un “fraude”.

Ortega gobierna junto con su esposa, Rosario Murillo, de 67 años, que fue designada vicepresidenta de la República en la última elección.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *