Cuentapropistas entran al negocio del turismo

Cafeterías y puntos de alimentos ligeros podrán vender bebidas alcohólicas a partir de octubre.

Por Café Fuerte

Foto: cafefuerte.com

HAVANA TIMES — El gobierno cubano anunció la semana pasada que empresas y agencias de turismo podrán establecer contratos directos con trabajadores privados con licencia para operar casas de alojamiento, paladares  y otras actividades de servicio.

La medida, que ya había sido adelantada por el Ministerio de Turismo el pasado abril, cobró ahora fuerza legal mediante la Resolución 145/2013, publicada en la Gaceta Oficial con fecha del 24 de septiembre.

El anuncio se produce en vísperas del comienzo de la temporada alta de turismo hacia la isla, con el reto de impulsar un crecimiento de visitantes superior a los tres millones. El sector privado debe convertirse en un factor complementario de atracción turística como complemento esencial de la actividad estatal.

Pagos en CUC

La legislación abre las puertas para que arrendatarios privados de casas y habitaciones, los dueños de restaurantes y cafeterías, y los cuentapropistas que ofrecen paseos en coches, caballos y autos antiguos, u organicen excursiones en el país, pueden ser contratados por las agencias de viajes estatales para dar servicios a los turistas.

Los pagos se harán en moneda convertible  (CUC) o su equivalente el pesos cubanos (CUP).Los pagos se ejecutarán siempre mediante instrumentos finacieros establecidos, utilizando fundamentalmente la transferencia bancaria y excluyendo el pago en efectivo.Para establecer una relación contractual, los trabajadores por cuenta propia deber;an tener una cuenta bancaria en CUC, según indica la resolución.

Los contratos deberán ser aprobados por las dependencias del Ministro de Turismo a cada nivel territorial y en consideración al monto de las operaciones negociadas. Los contratos de hasta 1,000 CUC se aprobarán en las unidades empresariales de localidad y de más de 1,000 CUC a nivel de empresa, pero aquellos que superen los 4,000 CUC tendrán que tener el visto bueno de las oficinas centrales de los grupos empresariales y unidades presupuestadas del gobierno.

Según estadísticas oficiales, Cuba cuenta actualmente con más de 1,700 paladares, unas 4,280 habitaciones en servicios de arrendamiento, y más de 700 casas destinadas por completo al alojamiento de turistas.

Se necesitan albañiles y carpinteros

Las licencias para el trabajo privado ascienden ya a 436,342 en todo el país, mayormente entregadas para la elaboración y venta de alimentos, y los servicios de transportación.

La legislación permitirá a las dependencias del Ministerio de Turismo contratar y pagar en CUC a trabajadores en 28 actividades de servicio aprobadas por el organismo, entre las que figuran albañilería, carpintería, cerrajería, cristalería, electricista, plomería, reparación de cocinas y colchones, tapicería y pintura de muebles, pocero, techador y mantenimiento de inmuebles.

Respecto a la contratación de servicios en esas 28 actividades laborales, el Grupo Empresarial del Campismo Popular y sus empresas integradas podrán efectuar pagos solo en pesos cubanos.

En el caso de las entidades del sistema de Turismo que aún brindan servicios de alimentación a sus trabajadores mediante comedores, podrán también contratar a proveedores privados y pagarles en CUC, siempre y cuando lo tengan aprobado en el presupuestos de gastos de la empresa.

El documento precisa que para los servicios de paladares y ofertas de alimentación, los funcionarios de las agencias de viajes deben visitar previamente los lugares para inspeccionarlos y determinar si el servicio gastronómico cumple los requisitos de calidad para el turismo.

Ron, cigarros y tabacos

Como parte de las modificaciones en favor de las ofertas en los servicios privados, la Gaceta Oficial dio a conocer además la Resolución 305/2013 del Ministerio de Comercio Interior, que autoriza la venta de bebidas alcohólicas, cigarros y tabacos en paladares y cafeterías de alimentos ligeros.

El reglamento fue firmado el pasado 1ro de octubre y entrará en vigor de inmediato.

El documento reconoce que “se ha afectado el servicio en las cafeterías que vendían ron, al no considerar la venta de bebidas alcohólicas dentro de la nomenclatura autorizada”.

“Resulta necesario actualizar la normativa vigente para el modelo de gestión para el trabajo por cuenta propia con arrendamiento de locales para el servicio gastronómico”, puntualiza el reglamento, que aboga por atemperar nuevas actividades a las condiciones actuales.

Además de cervezas, los servicios gastronómicos privados podrán ofertar, en la categoría de bebidas alcohólicas, coctelería, rones, vinos y licores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *