Cuba y los 7.000 millones del planeta

Redacción IPS Cuba

HAVANA TIMES, 1 nov. (IPS) — Autoridades nacionales, representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), especialistas y artistas jóvenes, se reunieron la víspera en Cuba para celebrar el arribo del mundo a los 7.000 millones de habitantes con una mirada a la realidad nacional, sus particularidades y desafíos.

Como un “momento de reflexión”, desde lo positivo y desde los desafíos, fue catalogada la cita por Bárbara Pesce-Monteiro, coordinadora residente del Sistema de la ONU en la isla caribeña, en sus palabras de introducción al panel de presentación del “Estado de la Población Mundial 2011”.

Con el título “7.000 millones de personas: sus mundo, sus posibilidades”, el informe anual del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) permite “conocer más en profundidad los temas” e identificar “qué se nos presenta hacia el futuro y no viéndolo solo a corto plazo” sino en “tiempos más largos”, aseguró Pesce-Monteiro.

Para la coordinadora residente, “la dinámica demográfica no es un problema de cantidad de personas y de espacio sino de acceso equitativo a los recursos naturales existentes”, en un mundo donde las personas están más interrelacionadas que nunca antes y “lo que hace cada una afecta a todos y todas”.

Ante la perspectiva de una población que seguirá creciendo a ritmos acelerados, el gran reto aparece en la reducción de las desigualdades en términos de desarrollo. Según Babatunde Osotimehin, director ejecutivo del Unfpa, “en vez de alarmarnos con los números, debemos preguntarnos cómo podemos mejorar el mundo”.

En un recorrido por los capítulos del informe, el coordinador internacional de programas del Unfpa, Jesús Robles, destacó la necesidad de retomar como referente el Programa de Acción aprobado por 179 países en la Conferencia Internacional sobre Población y el Desarrollo, celebrada en la ciudad egipcia de El Cairo en 1994.

“El consenso del Cairo permitió cambiar la comprensión sobre la población, de contar personas a los derechos de las personas”, dijo Robles a IPS y recordó que “este cambio de paradigma” fue defendido por Cuba, país que sigue “prestando atención esmerada al Plan de Acción del Cairo entre sus prioridades nacionales”.

El panel, realizado en la sede de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, incluyó también una conferencia sobre la situación demográfica actual de la isla caribeña, a cargo de Juan Carlos Alfonso, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información.

A manera de introducción, Alfonso destacó entre las particularidades nacionales el alto índice de desarrollo humano, el crecimiento poblacional muy bajo, los bajos niveles de fecundidad y de mortalidad – con una muy baja tasa de mortalidad infantil y una esperanza de vida muy elevada- y el proceso de envejecimiento poblacional.

El programa de actividades por el arribo del mundo a los 7.000 millones de personas, incluyó además la presentación de tres spots televisivos, producidos como resultado de un concurso de proyectos convocado para estudiantes de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación del Instituto Superior de Arte de Cuba.

Con un público fundamentalmente joven, la premiación de tres proyectos y la mención a otros cuatro, que también serán producidos con posterioridad, estuvo acompañada de la intervención del representante auxiliar de la oficina del Unfpa en Cuba, Rolando García, sobre la juventud mundial y cubana.

La década de los 70’s del siglo XX marcó el inicio del aceleramiento en los ritmos de crecimiento de la población mundial

EL MUNDO DE LOS 7.000 MILLONES

– Si bien, el promedio de mujeres tiene menos cantidad de hijos que en la década de los 60s, la población sigue en crecimiento (2050: 9.300 millones).

– Hoy hay más personas jóvenes (menores de 24 años: 50%) y más personas ancianas que nunca antes (mayores de 60 años: 13%).

– En algunos países más pobres, las altas tasas de fecundidad perjudican el desarrollo y perpetúa la pobreza.

– En los países más ricos con bajas tasas de fecundidad, pocas personas jóvenes ingresan al mercado laboral, amenazando la sostenibilidad del crecimiento económico y la seguridad social.

– En los países en desarrollo, los desempleados con intenciones de emigrar ven en aumento las fronteras nacionales que se cierran.

– Aunque hay adelantos en la reducción de la pobreza extrema, en casi todos los países se agranda la brecha entre ricos y pobres.

– A partir de 1970, la humanidad está en “extralimitación ecológica”: la tierra necesita 1, 5 años para regenerar lo que consumimos en 1 año (5 países más ricos consumen 66 veces más recursos que los 5 países más pobres).

(Fuente: Presentación del informe Estado Mundial de la Población 2011. Jesús Robles, coordinador internacional de programas del Unfpa.)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *