Cuba y el Club de París aceleran negociaciones

Carlos Pereyra  (Progreso Semanal)

club-de-paris-logoHAVANA TIMES — En los últimos meses Cuba viene acaparando titulares. No son gratuitos. Tampoco desfavorables la mayoría de ellos. El trasiego de personalidades gubernamentales y altos funcionarios, así como de hombres del mundo de los negocios, el comercio y las inversiones, no ha parado.

Pero los hechos más importantes han venido sucediendo de manera que fuesen difícilmente destapados antes de tiempo. Nadie pasaba de olfatear “algo” y punto porque han sido  negociaciones de alto vuelo discurridas en los subterráneos de la política.

Casi a la par de que Cuba y EE.UU. durante más de un año negociaban con suma discreción pasos para restablecer relaciones diplomáticas, algo similar en el tiempo y en calidad (discreción) ocurría con el Club de París.

Bruno Bezard, presidente del Club que integran los 19 países acreedores más importantes del mundo, se reunió en la capital cubana con especialistas en finanzas de la isla. Sin dudas esta visita es la primera de un líder de dicho Club.

Bruno Bezard, presidente del Club que integran los 19 países acreedores.
Bruno Bezard, presidente del Club que integran los 19 países acreedores.

La deuda cubana oscila entre 15 mil y 18 mil millones de dólares y el principal acreedor es Francia, cuyos bolsillos  los maneja también el Sr. Bezard, quien preside la Tesorería francesa.

El hecho de que las autoridades de La Habana lleven un tiempo renegociado su deuda implica que tienen por objetivo la  integración a la  realidad financiera global, insertarse en ella claramente. Por inevitable que fuese para La Habana entrar en estas negociaciones -paralizadas en el año 2000-  y hasta previsibles para los observadores políticos debido a las propias exigencias de su proceso de reformas económicas, que demandan fuerte inversión de capitales, credibilidad financiera y renegociación de la deuda, el destape claro llegó ahora dicho como la cosa más natural del mundo por el Sr. Bezard.

Uno de los trabajos iniciales para este empeño no es otro que determinar la cuantía exacta de la deuda cubana. A partir de ella se renegocia, tal y como ha sucedido ya con China, México, Rusia y Japón.

“Hemos avanzado muy rápidamente. Hay una gran voluntad por parte de Cuba y por parte de los acreedores para comenzar este trabajo”,  dijo Bezard en una conferencia de prensa en La Habana, reportó la agencia Reuters. “Dentro de unas semanas vamos a cerrar la reconciliación. Y unas semanas o meses después tendremos una negociación”, citó la misma fuente.

De concretarse acuerdos, la isla obtendría beneficios importantes como recuperar credibilidad financiera y acceso a nuevos préstamos y otras facilidades financieras.

Sin estas negociaciones, el proceso de apertura económica sería más lento, la ambición por obtener un Producto Interno Bruto (PIB) que oscile de manera  estable entre un 5 y 7 %, resultaría difícil. Esta meta requiere de una fuerte inversión de capitales.

Anote el lector que la visita de Bruno Bezard antecede a la ya anunciada del presidente galo Fracois Hollande.

 


2 thoughts on “Cuba y el Club de París aceleran negociaciones

  • el 11 marzo, 2015 a las 12:56 am
    Permalink

    Y ni tanto, Fidel en los años 80 agitaba la consigna de no al pago de la deuda, y la izquierda de siempre la repetia como loro por toda América Latrina. Sin embargo, por debajo de cuerda Cuba pagaba el servicio de su propia deuda con el Club de Paris.

    No sé qué orgullo puede haber con no aceptar los “préstamos” del BM, el FMI y negociar pactos a veces mas onerosos y usureros con los bancos chinos o europeos.

  • el 9 marzo, 2015 a las 12:19 pm
    Permalink

    También hay que observar al dueño de la finca que no esta muerto todavía y hace años dijo que la deuda externa era un embuste capitalista ya que estaba pagada de sobra con el oro y la plata que nos esquilmaron en la época colonial. Ya el guapo del barrio se puso viejo y entro en razón? Bien dice el refrán que el que escupe hacia arriba, la gravedad hace el resto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *