Cuba recuerda al revolucionario arquitecto Niemeyer

Oscar Niemeyer, un gran amigo de Cuba. foto: Cubadebate.cu

HAVANA TIMES (dpa) — Los medios oficiales cubanos lamentaron hoy la muerte del célebre arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, al que recordaron como amigo del ex presidente Fidel Castro y de la Revolución cubana.

La “pasión por los más humildes” lo definió como “revolucionario”, señaló el diario “Granma” en alusión a Niemeyer, que mantuvo durante años una estrecha amistad con Castro y era un convencido simpatizante de izquierdas.

“Nunca esconderé mis convicciones comunistas”, citó el rotativo en su portada al arquitecto sudamericano, muerto en la víspera a los 104 años en el hospital de Río de Janeiro donde estaba internado desde hace más de un mes.

El propio Fidel Castro, retirado desde hace años del poder en la mayor de las Antillas, aludió alguna vez a Niemeyer y a sí mismo como posiblemente “los últimos comunistas” del planeta.

Niemeyer dejó también su huella en la isla con un monumento en la Universidad de las Ciencias Informáticas, ubicada en las afueras de La Habana. “Tal fue su admiración por la lucha de la Revolución, que uno de sus últimos trabajos (…) representa un monumento contra el bloqueo económico a Cuba”, recordó “Granma”.

La obra, colocada en el patio central de la universidad, representa a una figura que empuña una bandera de Cuba y se enfrenta a un monstruo de grandes proporciones. Se trata de un “símbolo de la resistencia cubana”, señaló el diario.

El ideador de Brasilia había sido ingresado el 2 de noviembre en un hospital de Río por una deshidratación. Su salud se deterioró después debido a una insuficiencia renal y a una hemorragia digestiva, a los que el miércoles se sumó una infección respiratoria.

Hasta ser hospitalizado por tercera vez este año, Niemeyer seguía trabajando intensamente, tanto en su revista “Nuevos Caminos”, dedicada a la arquitectura, como en nuevos proyectos como el de la Biblioteca de los Países Árabes y Sudamericanos, que le había sido encargado por el gobierno de Argelia.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, recordó hoy a Niemeyer como uno de los “genios” del país y “mentor de una nueva arquitectura “bella”, “lógica e “inventiva”.

Brasilia se vistió hoy de luto para recibir los restos mortales del creador de sus monumentos más conocidos. La capilla ardiente de Niemeyer ha sido instalada en uno de sus edificios más conocidos, el palacio presidencial del Planalto, ofrecido a la familia por la propia Rousseff.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *