Cuba patina al perder 4-1 ante Israel en el Clásico de Béisbol

El único brillo de la ofensiva cubana fue una vez más Alfredo Despaigne, que conectó un jonrón solitario en la segunda entrada.

HAVANA TIMES – Cuba tiene más de un siglo de tradición de béisbol; la gente en Israel tiene poco interés en este deporte. Cuando los dos equipos se encontraron el sábado en el Tokyo Dome, fueron los israelitas que superaron a un equipo cubano debilitado por un marcador de 4-1.

Boxscore

Con un equipo de jugadores judíos-estadounidenses que juegan o han jugado en Grandes Ligas y los Menores, los israelíes son claramente el equipo de Cenicienta del Clásico Mundial de Béisbol de 2017. Después de derrotar a Cuba por 4-1 en el primer partido de la segunda ronda del torneo, continuan invictos en cuatro partidos consecutivos.

El único momento esperanzador para la ofensiva cubana fue un jonrón solitario de Alfredo Despaigne, el mismo bateador de poder que llevó el equipo a la Segunda Ronda con un grand slam un par de días antes contra Australia.

Mientras que Cuba igualó a Israel en imparables con cinco, una vez más los problemas de control plagaron a los lanzadores de la isla que concedieron un total de ocho boletos.

El abridor cubano Noelvis Entenza tuvo una salida mucho mejor que en la primera ronda contra Japón. Duró cuatro entradas, permitiendo una carrera con una presentación de un hit, mientras caminaba tres y ponchó a dos. Después de Entenza, llegó un desfile de cuatro relevistas, Yoanni Yera, José Ángel García, Liván Moinelo, todos ineficaces, y finalmente Yosvani Torres, que sólo enfrentó a un bateador forzando una doble matanza en el último turno israelí.

Contra todas las predicciones, Israel ha ganado sus primeros cuatro juegos clásicos de béisbol mundial.

Contra todas las predicciones, Israel ha ganado los cuatro juegos clásicos de béisbol mundial.

El lanzador Jason Marquis, 38 un veterano de las Grandes Ligas donde tiró en 15 temporadas, cometió un solo error, el jonrón de Despaigne en la segunda entrada, que dio a Cuba una breve ventaja de 1-0. Lanzó 5,2 entradas permitiendo una carrera con cuatro imparables, un boleto, y ponchando a cuatro.

Tres relevistas israelíes, Zack Thorton, el lanzador ganador, Brad Goldberg y Josh Zeid, se unieron para silenciar a la ofensiva cubana con solo un imparable durante las últimas 3.1 entradas.

Ahora, el equipo Cuba tiene un trabajo muy difícil, aunque no imposible, para pasar a las semifinales del torneo. Para hacerlo, lo más probable es que tenga que derrotar a Japón el martes y los Países Bajos el miércoles, ambos con equipos más fuertes que el isleño.

Más de un centenar de peloteros cubanos han abandonado la isla en los últimos años y muchos han conseguido contratos en las Ligas Mayores o Menores de Estados Unidos o en equipos profesionales de otros países. A diferencia del resto de los equipos del Clásico, que pueden utilizar a sus jugadores nacionales que participan en las diferentes ligas para el torneo, el gobierno de Raúl Castro prohíbe a los jugadores que ya no viven en la isla a representar a Cuba en eventos internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *