Cuba detiene a ocho por fraude masivo

en examen preuniversitario

Un pre-universitario habanero. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES (dpa) — Ocho personas fueron detenidas en Cuba en relación con un reciente fraude masivo que forzó a repetir un examen preuniversitario en La Habana, informaron hoy los medios estatales de la isla.

Cinco de los detenidos son profesores de nivel preuniversitario, según el diario oficial “Granma”. Entre los otros tres está también el trabajador de una imprenta estatal.

Todos están acusados de robar y vender a través de una red clandestina los resultados de una prueba de Matemática realizada a comienzos de mayo en La Habana. El descubrimiento del robo forzó a anular el primer examen y repetirlo para todos los alumnos de la región.

“Los materiales filtrados se comercializaron inescrupulosamente por los cinco profesores implicados, algunos de los cuales vendieron los exámenes y otros se dedicaron a repasar el contenido del temario a los alumnos, cobrando por este servicio”, señaló “Granma”.

No es la primera vez que en la isla se registra un fraude de ese tipo. En junio de 2013 las autoridades anularon también los resultados de un examen preuniversitario en La Habana debido a un robo similar.

Los fraudes de este tipo se atribuyen en parte a los bajos ingresos del sector estatal en la isla, donde el sueldo promedio ronda los 20 dólares al mes al cambio. Muchos bienes o servicios públicos se comercializan a menudo de forma ilegal en el mercado negro.


5 thoughts on “Cuba detiene a ocho por fraude masivo

  • el 10 junio, 2014 a las 10:57 am
    Permalink

    Ok estos 8 hisieron algo por lo que deben pagar a la justicia y claramente estubieron motivados por los bajos ingresos personales que como educadores reciben y que son insuficientes para vivir ahora la pregunta que me hago es cuando podremos llevar al sistema a juicio por pagar salarios de esclavo a sus educadores?

    Eduardo, en correspondencia no podemos entonces llamarles vulgares delincuentes a la elite responsable por los bajos salarios en cuba?

  • el 9 junio, 2014 a las 4:55 pm
    Permalink

    El artículo omite que hay una metodóloga entre ellos, es decir, una funcionaria del MINED. (¿No lo dice Granma?). No se puede hacer esta jugada sin la colaboración de algún funcionario encargado de las prueba, puesto que los metodólogos son quienes las confeccionan y hacen las claves. También hay implicada una persona no vinculada al sector educativo, que supongo que se ocupó de las ventas en la calle.

    Esto no es nada nuevo bajo el sol; y no es el primer caso de fraude en pruebas de ingreso: ¿Les suena algo la época del promocionismo? Pues les digo yo, que soy de la graduación de preuniversitario de 1980, que esa década fue una época de fraude masivo, institucionalixado y autorizado por el estado, bajo la nefasta dirección del gallego Fernández, el cual se daba el lujo de pararse ante un micrófono y decir que el maestro que no diera 100% de promoción, no era maestro. Ni se imaginan los fenómenos bochornosos que esto originó, ni la cantidad de maestros excelentes que fueron expulsados por “mala promoción” (Y hablo de promociones de 89 y 90% en una asignatura de pre, que es un resultado más que decoroso). Esto, sin hablar que, junto con las malas condiciones de trabajo, los salarios, y la falta de respeto del PCC y el sindicato, aliados a la dirección de los planteles (Nada nuevo tampoco) fue lo que originó ese éxodo de maestros que hizo que el emergente sector del turismo se poblara de excelentes profesores, en perjuicio de los estudiantes y de la pedagogía cubana en general. Los resultados, los vemos ahora: Esto no empezó hace 4 0 5 años, viene de muy atrás.

    Pero todo esto (Como casi todo en Cuba), tenía un trasfondo “político”, que no tenía nada que ver con el imperialismo, pero sí, con la vitrina, pues la justificación era que la educación en Cuba era masiva, (Como si el derecho al estudio y el hecho de aprobar fueran la misma cosa). ¿Por qué se inventaron las “revalorizaciones” y las “mundiales”? Porque tenía que aprobar todo el mundo; y los tradicionales exámenes extraordinarios ya no eran suficientes, pues la cantidad de suspensos eera cada vez mayor, a medida que se deterioraba el sistema; y eso, según esta óptica aberrada, afectaba la imagen de la masividad en la educación cubana. Desde la década del 90, la UNESCO había declarado el sistema cubano como “difuso”, es decir, que se detectaba que los alumnos no tenían los conocimientos y habilidades del grado que supuestamente habían aprobado. Pero supongo que eso el “Granma nunca lo publicó. No es por gusto que, si tú ibas al MINED a pedir datos de los resultados de las pruebas de ingreso, porque estabas haciendo alguna investigación pedagógica, te tropezabas con que esas estadísticas eran “información clasificada”.

    Para no alargar mucho: escándalos célebres como el que mencionas en el post, se han dado ya antaño; y puedo citar tres sonados en La habana:

    1- El caso del “explote” del pre de la Víbora, en el que hubo maestros y alumnos implicados, y en el que fue gente presa y botada por montones.

    2-El fraude masivo en la ESBEC “Batalla del Jigüe”, en San antonio de los Baños, tenida como escuela casi perfecta, y cuya directora era una vaca sagrada. Mi mejor amigo fue maestro allí; y me contaba que , cuando bajabas los registros a secretaría, para que pasaran lñas notas a las “sábanas” ,los bajabas con unas notas, y se los devolvían con otras. y, ni te atrevieras a chistar

    3- El escándalo de venta de exámenes den el pre de Marianao, donde el administrador era quien vendía los exámenes finales, pues los stencils (Qué lejos parece eso) con los proyectos se guardaban, antes de imprimirlos, en la caja fuerte de la administración. Eso ocasiono una tremenda inspección acompalñada de policías, que incluyó careos e interrogatorios de un buen griupo de profesores , amén de la expulsión de miembros de la dirección. El administrador tuvo responsabilidad penal, pero tenía padrinos y obtuvo una sentencia risible.

    Yo, a estas alturas del juego, y después de ver lo que vi en mis años de trabajo, me digo como Santa Teresa de Ávila:”Nada te turbe, nada te espante”, porque , como parece ser una vez más, los verdaderos culpables son los que tienen la sartén por el mango, no obstante, es loable siempre denunciar esto que ya está sonando fuera de las fronteras cubanas; y como a ellos les importa tanto la imagen, tal vez hagan algo, no por la educación en sí, sino para que no se les caiga (Más de lo que está ya) el cartelito.

  • el 9 junio, 2014 a las 2:53 pm
    Permalink

    Como siempre, el totí paga. Más arriba ni siquiera se investiga, y habría que ver como consiguieron esas confesiones, o sí aparte también hay pruebas de que sólo fueron ellos.

  • el 9 junio, 2014 a las 11:43 am
    Permalink

    Imagínate que “estos delincuentes” aprendieron a serlo en la Casa de los delincuentes, han tenido el mejor ejemplo de sus “patriotas” maestros para aprender todas estas fechorías, o es que existe la ley de haz lo que yo digo y no lo que yo hago?. Y si, ojalá la ley fuera justa y se le aplique con todo rigor no sólo a estos ocho, (que risa!) , mas bien que den el ejemplo allanandole las casas en las que vulgarmente viven todos los de la elite. O es que ellos si tienen la excusa de ser víctimas de algo? . Por favor que no hay justificacion para el descaro de Ellos.

  • el 9 junio, 2014 a las 10:20 am
    Permalink

    …como siempre se trata de justificar el delito descarado de gente sin escrupulos con los bajos sueldos o hasta razones politicos…ya habran comentaristas por aqui que les den categoria de victimas o patriotas a estos vulgares delincuentes…esperemos que la ley trate a estas gentes con todo rigor….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *