Cuba convertirá ex-central nuclear en planta de residuos

Central electronuclear cubana que nunca fue terminado.  Foto: cubasi.cu
Central electronuclear cubana que nunca fue terminado. Foto: cubasi.cu

HAVANA TIMES (dpa) — La antigua central nuclear de Cienfuegos, al este de Cuba, construida en época soviética pero que nunca fue inaugurada, será convertida en una planta de procesamiento y depósito de desechos peligrosos, informó hoy la prensa oficial.

“Se prevé el montaje de tecnologías que permitan su tratamiento y aprovechamiento, así como de una capacidad analítica que sustente todo el manejo”, aseguró Antonio Casanova Guilarte, director del estatal Centro de Inspección y Control Ambiental.

Casanova no precisó los tipos de materiales peligrosos que podrían ser procesados en el centro y sólo mencionó el reciclaje de “aceite usado y otros desechos para los cuales el país no cuenta con una solución ambiental y económica viable”.

El gobierno cubano decidió reutilizar la antigua central nuclear por su alto nivel de seguridad, debido a su sistema de construcción antisísmico a prueba de maremotos y resistente al choque de aviones.

Los especialistas medioambientales consideraron la dificultad logística que significaba “crear condiciones de almacenamiento prolongado en varios lugares”, por lo que decidieron “explorar la posibilidad de concentrarlos en una única instalación y centrar ahí todos los esfuerzos y recursos”, informó la web oficialista “Cubadebate”.

Cuba asumirá el financiamiento del proyecto de remodelación de la futura planta de residuos, aunque no descarta la participación de proyectos internacionales.

La Central Electronuclear de Juraguá está ubicada en la provincia de Cienfuegos, a unos 400 kilómetros al este de La Habana, y permanecía inutilizada desde que en 1992 se paralizaron las obras debido a la caída de la Unión Soviética, el socio económico y tecnológico que debía sostener el funcionamiento de la instalación.

El proyecto soviético tenía planificado dos reactores para la generación de 440 megavatios de energía nuclear en Juraguá, equivalente al 15 por ciento de la demanda energética de Cuba en la década de los ’80.

La construcción de la central fue una prioridad del gobierno cubano debido a su alta dependencia de las importaciones de petróleo.

Actualmente, Cuba emplea a pequeña escala la energía nuclear en la medicina y en usos científicos e investigativos, pero no cuenta con plantas en funcionamiento de generación eléctrica de este tipo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *