Cuba cerró la puerta a Yulieski Gourriel

Tras cinco años sin poder visitar a sus familiares en la Isla

Yulieski Gourriel cuando jugaba por el equipo Cuba. Foto: EFE

Después de ser uno de sus principales estrellas por una década, Gourriel abandonó la selección cubana en la Serie del Caribe de 2016 que se disputó en República Dominicana

Por Natalia López Moya (14ymedio)

HAVANA TIMES – Las autoridades migratorias cubanas negaron este sábado la entrada a Cuba al pelotero Yulieski Gourriel, que abandonó el equipo Cuba en la Serie del Caribe de 2016 que se disputó en República Dominicana. Los familiares de Yuli se quedaron esperándolo en Varadero, donde iban a pasar juntos unos días de vacaciones, según reporta el portal Swing Completo.

La negativa a entrar al país solo le fue comunicada a Gourriel, ahora jugador de los Astros de Houston, unos momentos antes de abordar el vuelo que lo llevaría a La Habana. Unos de sus parientes publicó en redes sociales la noticia: “Rumbo a Varadero a reencontrarnos la familia Gourriel Castillo. Va a faltar el protagonista principal por causas ajenas a su voluntad, y sí por voluntad de otros”.

El pelotero, de 37 años, abandonó la selección cubana en 2016 junto a su hermano, Lourdes Gourriel, y pocos meses después de su llegada a Estados Unidos firmó un contrato con los Astros de Houston por cuatro años a cambio de 56 millones de dólares.

Las fuentes de Swing Completo aseguran que la entrada de Gourriel, prevista para este sábado, se efectuaría sin problemas porque “todo estaba en orden” con la parte de las autoridades de migración en la Isla. Sin embargo, a última hora, una decisión “tomada de más arriba” dio al traste con lo que sería la primera visita del pelotero a Cuba.

Gourriel cumplió en febrero de 2021 cinco años de haber abandonado la selección cubana, pero la mayoría de los atletas que son considerados desertores deben pagar una penalización de ocho años en los que no pueden regresar a la Isla tras fugarse de un equipo nacional durante una competición internacional.

La fuga de dos miembros del llamado “clan Gourriel” sorprendió en su momento a los expertos y aficionados. Yulieski era visto como uno de los prospectos principales para los contratos con las Grandes Ligas a través de los acuerdos con la Federación Cubana de Béisbol.

En días recientes, Lisban Correa, El Billy, permaneció por más de dos horas en el aeropuerto José Martí, antes de ser devuelto hacia Panamá tras la prohibición de entrada al país por su inclusión en la lista de atletas desertores, por haber abandonado un contrato mientras jugaba en México.

En los últimos seis años, cifras oficiales señalan que por lo menos 635 peloteros salieron de Cuba a través de diferentes caminos. Si se tiene en cuenta toda la década, sumarían 862 atletas de todo tipo de disciplinas que se marcharon de la Isla y, desde 2012 huyeron 2.344 entrenadores, 85 de ellos de muy alto nivel.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.