Cuba: 429,458 cuentapropistas registrados

Por CaféFuerte

Vendedor de la calle.
Vendedor de la calle.

HAVANA TIMES — Más de 400 mil cubanos aparecen registrados como trabajadores por cuenta propia en las 181 actrividades autorizadas por el gobierno de Raúl Castro desde finales del 2010, según estadísticas oficiales.

De acuerdo con datos divulgados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), 429,458 personas laboraban en el sector privado en Cuba al finalizar mayo, lo que marca un alza de más de 30,000 con respecto al pasado año.

El reporte señala que el cuentapropismo tiene mayor tasa de incorporación en las provincias de La Habana, Matanzas, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba, entre las que se reparten el 64 por ciento de los trabajadores registrados.

La modalidad más concurrida la constituye el grupo de trabajadores contratados, que representan el 18 por ciento de las faenas privadas. Un total de 83 actividades laborales de las estipuladas por el gobierno permiten contratar mano de obra.

Lento crecimiento del sector privado

A los contratos privados le siguen las licencias para elaboración y venta de alimentos; transporte de carga y de pasajeros; arrendamiento de viviendas; carretillero o vendedor de productos agrícolas en la calle; y productor vendedor de artículos de uso hogareño.

Casi el 70 por ciento de los cuentapropistas no tenía vínculo laboral anterior y un 14 por ciento estaban jubilados, lo que no resultan indicadores de máximo aliento para las transformaciones estructurales y los despidos estatales que proyecta Raúl Castro.

Bicitaxis en La Habana.
Bicitaxis en La Habana.

El gobierno planeó el cierre de millón y medio de empleos estatales en un plazo de cinco años, asumiendo la gradual transición a formas de trabajo privado por parte de los cesanteados. Al cabo de casi tres años, el cuentapropismo cubre apenas un tercio de las expectativas creadas por el llamado “reordenamiento laboral”.

La gestión gubernamental ha tratado de estimular la actividad privada con el arrendamiento de locales para barberías y restaurantes, la concesión de créditos para la inversión y el otorgamiento de tierras estatales en usufructo a unas 176,000 cubanos.

Ilegales en la mirilla

El tema del cuentapropismo y sus “variantes ilegales” se ha convertido en punto obligado en las reuniones preparatorias del XX Congreso de la CTC que tienen lugar a lo largo del país.

En una conferencia sindical realizada en Santiago de Cuba la pasada semana, representantes de un comité de elaboradores-vendedores de alimentos ligeros denunciaron la proliferación de vendedores no autorizados, que representan una competencia desleal para los registrados.

“Resulta más cómodo ser ilegal, te ponen una multa de 250 pesos y ya, mientras que nosotros pagamos una patente de casi 500 pesos”, expresó la cuentapropista santiaguera Herminia Casas.

En la reunión, Salvador Valdés Mesa, vicepresidente del Consejo de Estado, dijo que “no hay razón” para que se ejerza la actividad privada ilegalmente.

La Asamblea Nacional del Poder Popular, que se sesionará en julio, tiene como tema central de discusión las ilegalidades e indisciplinas sociales, que abarcan los casos de cuentapropismo no autorizado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *