Conversan Trump y el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro

Por Isaac Risco  (dpa)

Jair Bolsonaro y Donald Trump. Fotos: flipboard.com

HAVANA TIMES – La primera conversación con un líder internacional que dio a conocer el ultraderechista Jair Bolsonaro como presidente electo de Brasil puede servir quizá como pauta de lo que podrían ser su Gobierno y su política internacional: Bolsonaro habló por teléfono con Donald Trump.

“¡Acordamos que Brasil y Estados Unidos trabajarán estrechamente en comercio, defensa y todo lo demás! Excelente conversación telefónica, ¡lo felicité!”, contó hoy el presidente de Estados Unidos en Twitter sobre esa charla telefónica.

“Fue un contacto bastante amigable”, había comentado en la noche del domingo Bolsonaro, después de ganar las elecciones presidenciales al izquierdista Fernando Haddad con el 55 por ciento de los votos.

El estadounidense fue hasta ahora la comparación más clara para intentar vaticinar lo que será el presidente Bolsonaro, calificado a menudo como el “Donald Trump brasileño” por su agresivo discurso nacionalista y populista, y sus ataques a las instituciones democráticas y los medios de comunicacion.

“Va ser un abrazo de oso. Se van a querer mutuamente”, vaticinó hoy el analista estadounidense Brian Winter, experto en asuntos brasileños, sobre la posible cercanía de los dos futuros líderes de las democracias más grandes del hemisferio occidental.

Bolsonaro asumirá el poder el 1 de enero, poco antes de que Trump cumpla dos años en el poder.

La agenda de ambos en política exterior podría tener en efecto varios puntos en común, desde la oposición a Venezuela, el apoyo a Israel y la mirada reacia al creciente peso económico de China. Durante la campaña, Bolsonaro criticó por ejemplo el avance de las empresas chinas en el gigante sudamericano.

Expertos como Peter Hakim, del “think tank” Diálogo Interamericano en Washington, no creen sin embargo que, más allá de las similitudes en el discurso populista, vaya a haber un gran acercamiento real muy marcado entre Trump y Bolsonaro, debido a la falta de intereses comunes.

“Brasil y Estados Unidos no fueron capaces de cooperar en muchas áreas desde el restablecimiento de la democracia en Brasil”, dijo Hakim a la agencia dpa. “No es una historia conflictiva, pero es una historia en la que ambas partes no encuentran las líneas para comunicarse y para cooperar”.

Ambos países no tienen históricamente relaciones comerciales muy fuertes, debido al tradicional nacionalismo económico de Brasil. En los años de los Gobiernos de izquierda de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, el país sudamericano volcó además su mirada sobre todo hacia los mercados emergentes del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica).

Ahora, aunque uno de los principales asesores de Bolsonaro es el gurú neoliberal Paulo Guedes, cercano a la escuela neoliberal de los “Chicago Boys”, es posible que el ala militar del bolsonarismo se oponga a una apertura económica excesiva.

“El principal tema para Estados Unidos es China”, cree Hakim respecto a uno de los campos donde Washington y Brasilia podrían cooperar.

China, sin embargo, es el mayor socio comercial del gigante sudamericano y pese a las declaraciones poco amigables de Bolsonaro, el poderoso sector agrícola brasileño, que lo apoyó en la elección, podría no ver con buenos ojos un deterioro de las relaciones con la potencia asiática.

En la región, en cambio, existe la expectativa de que Bolsonaro se alinee con mayor dureza contra Venezuela, el país al que más atacó durante la campaña para desacreditar la política del Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad.

Bolsonaro acusa al PT de Lula y de Rousseff de haber apoyado a un régimen “déspota” en Caracas, así como al Gobierno comunista de Cuba.

Hace unos días Bolsonaro, sin embargo, matizó sus ataques y dijo que no impulsará medidas contra Caracas. “Nadie quiere una guerra con nadie”, dijo. Posiblemente una señal de que Bolsonaro, que ha demostrado hasta ahora poco interés en la política exterior, no intentará liderar ninguna iniciativa regional respecto a Venezuela que vaya más allá de la retórica hostil hacia el chavismo.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, intentó en todo caso iniciar sus relaciones con Bolsonaro con un tono cordial.

“El Gobierno bolivariano aprovecha la ocasión para exhortar al nuevo presidente electo del Brasil a retomar, como países vecinos, el camino de las relaciones diplomáticas de respeto, armonía, progreso e integración regional, por el bienestar de nuestros pueblos”, señaló el Gobierno en un comunicado.


2 thoughts on “Conversan Trump y el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro

  • el 29 octubre, 2018 a las 11:54 pm
    Permalink

    Espero que Bolsonaro elimine los subsidios a la tiranía castrista.

  • el 29 octubre, 2018 a las 4:27 pm
    Permalink

    Trump y Bolsonaro, dos lobos de la misma camada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *