Consejo Electoral de Venezuela Plantea Retrasar Recolección de Firmas contra Maduro

Tibisay Lucena.  Foto: AVN
Tibisay Lucena. Foto: AVN

HAVANA TIMES — El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela dijo hoy que la recolección de firmas de electores para activar un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro podría realizarse a fines de octubre.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dijo en una exposición sobre el proceso del referéndum que de cumplirse todos los requisitos técnicos y logísticos probablemente la convocatoria para la recolección del 20 por ciento del padrón electoral, o casi cuatro millones de firmas, se realizaría a “finales” de octubre próximo.

La convocatoria para ese tiempo dejaría en duda la realización del referéndum contra Maduro para este año, ya que la consulta se realizaría en un lapso de 90 días después de la confirmación de las firmas que activan la consulta.

La oposición está presionando para que la recolección de firmas se haga a fines de agosto o comienzos de septiembre, a fin de garantizar la realización de la consulta este mismo año, lo cual aseguraría unas elecciones presidenciales a fines de 2016.

En una reacción inmediata, el líder opositor Henrique Capriles advirtió que el país no acepta una fecha “estimada” y recalcó que el referéndum es un derecho constitucional y lo harán valer.

“Nos movilizaremos desde toda Venezuela el 1 de septiembre”, dijo en su cuenta de Twitter al referirse a la manifestación prevista para presionar una fecha para la recolección de firmas.

Capriles calificó la exposición de Lucena por televisión como un “ejercicio de cinismo y mentiras (…). El pueblo quiere una fecha y que el referéndum revocatorio sea en 2016”, dijo.

Lucena no dio una fecha precisa para la recolección de firmas para activar la consulta, alegando que dependerá de unos lapsos del cronograma electoral.

Añadió que el CNE tiene el mandato constitucional de darle seguridad a los procesos electorales y que el ente electoral “no puede adelantar ni retrasar un referéndum, donde los intereses y derechos (del presidente y de los solicitantes) son contrapuestos”.

“El CNE tiene que dar cumplimiento estricto a los lapsos. En el momento que los adelante o atrase estará violentando los derechos políticos del otro”, dijo Lucena, quien recalcó que no actúa bajo “presión o chantaje”.

Asimismo, señaló que el referéndum revocatorio del mandato presidencial “no es una fórmula para generar inestabilidad política en el país, ni subvertir el orden constitucional, sino un medio de participación política que establece la Constitución”.

El rector principal del CNE Luis Emilio Rondón, quien no estuvo presente en el acto de exposición de Lucena, dijo aparte que no existen impedimentos para cumplir con los lapsos y rechazó las estimaciones de fecha de Lucena.

“Ante la compleja situación que vive el país es necesario que el CNE actúe bajo el principio de celeridad para garantizar que los venezolanos puedan expresar su voluntad. Estamos a tiempo”, señaló.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), que actúa como solicitante del referéndum, recolectó a fines de abril las firmas requeridas para pedir la consulta, que luego examinó el CNE.

La MUD entregó para su revisión 1,3 millones de firmas, de las cuales el CNE invalidó más de 600.000. Pese a todo, la MUD pudo validar luego casi 400.000 firmas, que superaron las 195.721 exigidas, o el uno por ciento del padrón electoral, para solicitar la consulta.

Los venezolanos ya probaron un referéndum de este tipo en 2004, que fue ganado por el entonces mandatario Hugo Chávez.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *