Congreso de EEUU aprueba sanciones a funcionarios venezolanos

HAVANA TIMES  (dpa) – El Congreso de Estados Unidos aprobó hoy sanciones contra funcionarios venezolanos presuntamente culpables de violaciones de los derechos humanos, después de que el proyecto de ley superara el voto en ambas cámaras.

El pasado 8 de diciembre el Senado había dado luz verde a las sanciones a funcionarios venezolanos, por lo que, tras el voto de hoy en la Cámara de Representantes, solo queda que el presidente Barack Obama lo firme para que se convierta en ley.

“Es oportuno y apropiado que hoy, Día Internacional de los Derechos Humanos, la Cámara de Representantes envíe al presidente Obama esta importante legislación que sanciona a funcionarios del régimen venezolano acusados de cometer abusos a los derechos humanos”, dijo la congresista republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen.

Con la votación de hoy, el Congreso ha enviado “un mensaje inequívoco de que no continuaremos tolerando la impunidad en violaciones de los derechos humanos en Venezuela y que apoyaremos los llamados de democracia y libertad por el pueblo de Venezuela”, dijo la congresista, que urgió al presidente y al Departamento de Estado a aplicar las sanciones lo antes posible.

Para el congresista republicano por Florida, Mario Diaz-Balart, el voto supone “un apoyo bipartidista a las aspiraciones democráticas de Venezuela y una vigorosa condena a la opresión del régimen de Maduro”.

La Casa Blanca, que al principio se había mostrado reticente a aplicar sanciones, ya ha dejado claro que no bloqueará la legislación.

El Congreso aprobó sanciones contra funcionarios venezolanos presuntamente culpables o instigadores de los actos de violencia y de abusos de los derechos humanos ocurridos durante las protestas antigubernamentales en Venezuela, que empezaron el pasado mes de febrero.

Fuentes de la Cámara de Representantes precisaron que será la administración Obama la que determine qué funcionarios venezolanos se verán afectados por las sanciones. A estas personas se las negará el visado de entrada a territorio estadounidense y se les congelarán los bienes y se les bloquearán las propiedades que tengan en Estados Unidos.

“Con estas sanciones podemos poner fin a los días en que individuos del régimen violan los derechos humanos del pueblo venezolano durante la semana y luego se pasan sus vacaciones en la Florida viviendo de lujo y malgastando la riqueza de Venezuela”, dijo el senador republicano por Florida, Marco Rubio.

Rubio, de origen cubano, dejó claro que las sanciones no van dirigidas contra el pueblo venezolano, sino contra “los hipócritas del régimen de Nicolás Maduro que hablan tanto del sacrificio socialista, pero que viven exentos de los fracasos de este sistema, y dentro de un mundo de fantasía con iPads forradas en oro y carros de lujo, todo esto mientras que al pueblo venezolano le cuesta trabajo encontrar las necesidades básicas como comida y papel sanitario”.

Por su parte, el senador demócrata Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones del Senado, señaló que “la lucha para ofrecer esperanza y oportunidad a Venezuela sólo ha comenzado. Debemos continuar haciendo un llamado para el fin de la persecución política, incluidos los esfuerzos para silenciar a los líderes de la oposición como Leopoldo López y Maria Corina Machado”.

La aprobación de las sanciones en el Congreso fue más difícil de lo previsto inicialmente debido al veto que impusieron durante un tiempo dos senadores, lo que impedía que se aprobara por la vía rápida. Su aprobación por la vía normal hubiera llevado aún más tiempo.

Durante meses la administración Obama se había mostrado reticente a aplicar cualquier tipo de sanción contra el gobierno de Maduro al considerar que existían otras herramientas más efectivas y a la espera de que el diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana diera sus frutos.

El Departamento de Estado impuso finalmente el 30 de julio restricciones de viaje a Estados Unidos a funcionarios del gobierno de Venezuela “responsables o cómplices” de violaciones de derechos humanos cometidas contra la oposición. Pero no se les impuso sanciones económicas.

La crisis en Venezuela, que comenzó en febrero con las manifestaciones de la oposición para protestar por la inseguridad, la violencia, el alto nivel de la inflación, la falta de libertades y la escasez de productos básicos, dejó 43 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos. Algunos de estos detenidos, como Lepoldo López, todavía siguen en prisión sin juicio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *