Comienza juicio por corrupción contra vicepresidente Glas en Ecuador

Jorge Glas. Foto andes.info.ec

HAVANA TIMES – El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, es sometido a juicio desde hoy, acusado de asociación ilícita por presuntamente haber recibido más de 13,5 millones de dólares en sobornos de la empresa Odebrecht, reportó dpa.

“¡Soy inocente!”, declaró Glas ante la prensa a su ingreso a la sala de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), donde debía escuchar los argumentos acusatorios de la Fiscalía contra él y otros 13 procesados, entre los que está su tío Ricardo Rivera.

El vicepresidente, que se encuentra detenido desde el 2 de octubre, pidió que el proceso sea transmitido en vivo por los medios “para que sea el pueblo el que juzgue”.

En el juzgado se encontraban nueve acusados, ya que los restantes cuatro están prófugos, entre ellos el ex contralor Carlos Pólit, quien se esconde en Miami.

El fiscal Carlos Baca dijo que presentará a 79 testigos junto a un centenar de pruebas de convicción, que deberán ser revisadas. Se espera por eso que la primera fase del juicio dure varios días.

Los jueces tienen hasta el 2 de enero para formular la acusación penal a Glas y los otros procesados y para emitir sentencia. En caso contrario, los detenidos deberán salir en libertad.

Las autoridades acusan a Glas de haber recibido sobornos a cambio de favorecer a la empresa brasileña con la gestión de contratos de obras públicas. La pena máxima por el delito de asociación ilícita en Ecuador es de cinco años.

El delito se conoció en diciembre de 2016 por una denuncia del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que reveló que Odebrecht repartió 33,5 millones de dólares en sobornos en Ecuador.

La acusación se consolidó luego con las delaciones que hizo el ex director de Odebrecht en Quito José Conceição Santos, quien entregó grabaciones de audios y videos que comprometieron al vicepresidente.

De ellas se desprende que Odebrecht entregó a Glas, por intermedio de su tío, 14,1 millones de dólares en el periodo 2012 a 2016, cuando el acusado fue ministro de Sectores Estratégicos (hasta 2013) y luego como vicepresidente durante el Gobierno de Rafael Correa.

Glas hasta el momento no solo ha perdido su libertad, sino que está a punto de perder su cargo, ya que la ausencia de su despacho por estar detenido es considerada como ausencia temporal, que se convierte en definitiva en 90 días.

Luego de ese lapso, la Asamblea deberá decidir su reemplazo de una terna que presente el Ejecutivo. Esa persona ejercerá la vicepresidencia por el resto del período.

De todas formas, Glas está por el momento sin funciones debido a que el presidente Lenín Moreno se las quitó después de que surgieran las acusaciones en su contra.

El distanciamiento entre Glas y Moreno es un capítulo de la ruptura que sostiene el movimiento oficialista Alianza País (AP), dividido entre una facción que apoya a Moreno y otra que sigue al ex presidente Correa.

En medio de esta tensión, Correa llegará en las próximas horas a Ecuador para una convención de su movimiento, en la que planteará la expulsión del actual mandatario de la agrupación para la que, según dijo, “hay más que razones suficientes”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *