Comida para habaneros 21-27 julio

Bodega
Una bodega habanera. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Presentamos la lista de productos proteínicos racionados que los habaneros pueden comprar con sus libretas de abastecimiento en sus respectivas bodegas durante la semana del 21 al 27 de julio. Las raciones son distribuidas por mes, rotativamente en los 15 municipios de la capital.

POLLO (1 libra por consumidor mayor de 14 años y dietas médicas): Concluir Diez de Octubre, Habana del Este, Marianao, Cerro y Guanabacoa. Distribuir Boyeros, Centro Habana, San Miguel del Padrón y La Lisa.

PICADILLO CONDIMIENTADO (½ libra por consumidor): Concluir La Lisa, distribuir Habana del Este.

MORTADELLA (½ libra por consumidor): Concluir Boyeros y Habana Vieja, distribuir Cotorro y Playa.

PICADILLO DE RES (Para niños de 0 a 13 años). Concluir Cotorro, La Lisa y Centro Habana; distribuir Plaza, Cerro, Diez de Octubre; iniciar Arroyo Naranjo.

HUEVOS (5 por consumidor y dietas médicas): Concluir Playa, Marianao, Arroyo, La Lisa y Cerro; distribuir Cotorro, Plaza, Regla, Habana Vieja y Centro Habana.

POLLO POR PESCADO (11 onzas por consumidor): Concluir Habana Vieja, Plaza, Boyeros; Distribuir Cotorro, Arroyo Naranjo y Diez de Octubre.

PESCADO (6 libras para dietas médicas y dietas especiales de niños hasta 8 años): Concluir Habana Vieja, Plaza, Boyeros; Distribuir Cotorro, Arroyo Naranjo y Diez de Octubre.

Durante julio los habaneros también recibirán una cuota de 7 libras de arroz, 10 onzas de granos (entre frijoles y chícharos), 3 libras de azúcar blanca y 1 libra de azúcar prieta, ½ libra de aceite, 13 cajitas de compota, 4 onzas de café (para mayores de 7 años), y sal por composición de núcleo familiar.

Fuente: Empresa Provincial de Comercio La Habana.



3 thoughts on “Comida para habaneros 21-27 julio

  • Se pondran obesos con Tanta proteina y todavia la gente habla mal de la revolucion que se preocupada tanto por el pueblo, es verdad que la injusticia esta en todos lados.

  • Justo lo necesario para no morir de inanicion rapidamente pero de desnutricion y enfermedades asociadas lentamente.

  • Lo que se compra con la libreta de racionamiento (que ya debiera desaparecer) es solo una pequeña ayuda a precios altamente subsidiados. Está claro que eso no es lo único que consume el cubano, lo que el resto tenemos que comprarlo a precios no subsidiados. Este tipo de información se da a la población de la provincia para orientarlos. No veo el objetivo de publicarlo en un sitio web para todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.