Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua llora a 17 socios

Un solo dato que desmiente las estadísticas del gobierno de Nicaragua 

Por Iván Olivares  (Confidencial)

HAVANA TIMES – La publicación, la semana pasada, de la lista de 15 socios del Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua (CCPN), y 16 familiares de socios fallecidos en las últimas semanas, “fue una forma de rendir tributo y dar salida a la consternación del gremio”, dijo a CONFIDENCIAL el contador público autorizado (CPA) Mario Téllez. Desde entonces, el número se amplió a 17.

A pesar del estado de negación en que se maneja el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que solo reconoce 55 fallecidos, mientras el Observatorio Ciudadano covid-19 reporta 1398 muertes asociadas a la epidemia, la publicación del CCPN sorprendió a muchos, por el grado de transparencia con que se manejó un tema que muchos prefieren manejar con discreción.

Un CPA que accedió a hablar con CONFIDENCIAL a condición de mantenerse en el anonimato, explicó que no hubo reparos en publicar los nombres de los fallecidos, porque “el Colegio no sabe de qué murieron. Es probable que sí haya sido por covid, en los casos en que tenían enfermedades previas”, especuló.

La mayor parte de los fallecidos eran personas mayores de 55 años, aunque la fuente refiere que “conozco el caso de un colega, como de 45 años de edad, que se recuperó en Granada. Fue un milagro, porque estuvo grave en un hospital”, refirió, mientras Téllez citaba el caso de un joven contador de no más de 35 años, que también se rindió a la muerte.

“Estamos consternados por la situación del país, agravada por la crisis sanitaria”, admitió Téllez. “Antes de marzo de 2020 recibías una nota luctuosa a la muerte de un obispo, y en las últimas tres semanas, a cada rato. Por eso, que se haya hecho públicos los nombres de los fallecidos, es más bien un homenaje más para los colegas”, explicó.

La fuente que pidió el anonimato justificó la poco frecuente publicación diciendo que “entiendo que fue por el número, que es notorio. Esas 33 muertes ocurrieron en tan solo cinco semanas, por lo que la gente comenzó a asustarse al ver que los canales oficiales de comunicación del Colegio, les remitían tantas notas de duelo”. En promedio, casi una a diario.

Él mismo vio “fallecer colegas muy conocidos, profesores universitarios con 30 años de ejercer la docencia, como Douglas Flores, quien impartió clases en varias universidades. Gente conocida por todo el gremio, lo que causó una afectación emocional y mucha preocupación en la membrecía”, recordó.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.