Coca-Cola frena su producción en Venezuela por falta de azúcar

Coca-cola-venezuelaHAVANA TIMES – Coca-Cola dejará de producir parcialmente en Venezuela debido a problemas con el suministro de azúcar, según confirmó hoy la multinacional a la agencia dpa.

“Los proveedores de azúcar en Venezuela nos han informado de que dejarán sus operaciones temporalmente debido a una carencia de materias primas”, comunicó a dpa la portavoz de Coca-Cola en Estados Unidos, Kerry Tressler.

Ello impactará “en los próximos días” la producción de bebidas azucaradas, agregó.

Sólo la producción de bebidas sin azúcar como el agua embotellada y Coca-Cola Light “continuará operando normalmente”, indicó también la portavoz de la matriz de la multinacional estadounidense, pocos días después de que la principal cervecera venezolana, Polar, anunciara que dejaba de producir por falta de cebada malteada.

“Estamos trabajando con los proveedores, las autoridades del Gobierno y nuestros socios para tomar las medidas necesarias para alcanzar una rápida solución”, indicó además Tressler. Venezuela está sumida desde hace semanas en una grave crisis de suministro.

Coca-Cola es una bebida muy popular en Venezuela. Medios locales informaron hoy de los problemas de suministro de azúcar en base a un comunicado emitido hace unos días por la embotelladora de Coca-Cola en Venezuela, la empresa mexicana Femsa.

Las plantas en Venezuela operan “consumiendo el remanente del inventario de azúcar”, señaló Femsa el viernes. “De no reponerse este inventario a la brevedad, se generarán interrupciones temporales en la producción del portafolio de bebidas con azúcar”, adelantaba la compañía.

Venezuela, uno de los países con las mayores reservas de petróleo del mundo, está al borde de la ruina económica. El presidente Nicolás Maduro declaró hace unos días el estado de excepción y emergencia económica para intentar hacer frente a la grave crisis de suministro que castiga el país.

La polémica medida da poder a los militares para intervenir por la fuerza en empresas privadas para garantizar la producción. Maduro acusa a la oposición y a los empresario de llevar a cabo una “guerra económica” contra su Gobierno.

La inflación, la más alta del mundo en estos momentos, ha reducido considerablemente el poder adquisitivo de los venezolanos. La falta de divisas ha generado también fuertes problemas para la importación de alimentos y medicamentos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *