Coalición opositora de Nicaragua denuncia al régimen de Ortega ante la OMS

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. Foto: EFE

Plataforma opositora señala al Gobierno de mantener una “política de secretismo y negación” frente a la pandemia del covid-19

Por Juan Carlos Bow  (Confidencial)

HAVANA TIMES – La Coalición Nacional de Nicaragua acusó al Gobierno de Daniel Ortega ante la Organización Mundial de la Salud (OMS), por mantener una “política de secretismo y negación” frente a la amenaza del covid-19 en Nicaragua.

En una carta dirigida al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y a la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, los miembros de la Coalición expresan su “extrema preocupación por la forma en que hasta hoy el Gobierno de Nicaragua ha manejado la crisis sanitaria que nos amenaza a partir de la pandemia del covid-19”.

Les solicitan que “en el marco de su mandato se comuniquen con el Gobierno de Nicaragua y le hagan un llamado a actuar con responsabilidad y asumir las orientaciones brindadas por la OMS para enfrentar la pandemia”.

Subrayan que, hasta este lunes 23 de marzo, “el Gobierno de Nicaragua ha reconocido solamente un par de casos confirmados de contagio, acorde con una política de secretismo y negación que en nada contribuye a enfrentar crisis sanitaria que nos amenaza”.

Detallan que el Gobierno “no ha puesto en marcha medidas para enfrentar la situación: no ha informado ampliamente a la población sobre las acciones para preparar condiciones en las unidades de salud, ni está orientando sobre medidas preventivas”.

Medidas contrarias a las sugeridas

“Al contrario, el Gobierno promueve actividades que contravienen las explícitas recomendaciones de la OMS, y actúa sin transparencia”, añaden. La Coalición está integrada por siete movimientos cívicos y partidos políticos.

El director general de la OMS sugirió, la semana pasada, que los países debían aislarse, sin excepciones, para frenar los brotes del coronavirus. Ejemplificó que, en Corea del Sur, el aislamiento social permitió que de 800 casos diarios de covid-19, se pasará a 90.

“Las autoridades (nicaragüenses) reafirman que no implementan ni implementarán cuarentena alguna y —contrario a las directrices mundiales— continúa promoviendo y orientando actividades masivas y públicas (marchas obligatorias de empleados públicos y de pobladores, visitas casa por casa, simulacros masivos, eventos turísticos)”, describe la carta.

Agrega que las autoridades nicaragüenses aún no toman la decisión de “suspender las clases en ninguno de los niveles, a pesar de la presión de la ciudadanía. Por el contrario, se ha amenazado a quienes no asisten con ser aplazados en el año que cursan”.

Presos políticos y el covid-19 en Nicaragua

Los opositores indican que “especial preocupación” les genera la situación “precaria” de los encarcelados, por lo que han gestionado, sin éxito, la liberación “inmediata” de al menos 61 presos políticos, así como el cambio de régimen carcelarios para todos los reos y reas mayores de 60 años, con enfermedades crónicas y delitos menores.

La Coalición asegura que la actuación del Gobierno “no sólo violenta las orientaciones” de la OMS, sino que “también violenta la legislación nacional y el Reglamento Sanitario internacional, exponiendo a las personas al peligro deliberadamente, negándose a implementar medidas para la preparación ante la situación, así como a informar con veracidad y transparencia al respecto”.

Señalan también que “desafortunadamente”, las autoridades de la OPS en Nicaragua “una vez más acompañan al Gobierno en su actuación irresponsable y no están haciendo mayor cosa por cambiar la actuación criminal del gobierno de Ortega, como sucedió a partir de abril de 2018, cuando el Gobierno reprimía a la población y el Ministerio de Salud prohibió la atención a las personas heridas que protestaban lo que provocó muertes y serias consecuencias”.

El silencio de la OPS

Expertos en Salud Pública y epidemiólogos han criticado la postura del régimen Ortega-Murillo ante la pandemia del covid-19 en Nicaragua. Sin embargo, Murillo ha defendido su “modelo de presencia directa en las comunidades”, que califica de “exitoso”, pese a que los mismos brigadistas y empleados públicos son expuestos al contagio.

Murillo agregó que el “modelo” fue reconocido el martes de la semana anterior por la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne. “Esta mañana la doctora Carissa Etienne, nos llamó y reconoció los esfuerzos que hace nuestro país desde nuestro modelo de salud, que está reforzando todo el trabajo que cotidianamente hacemos”, dijo.

Confidencial solicitó desde la semana pasada una entrevista con la representante de la OPS en Nicaragua, la señora Ana Solís Ortega, para hablar sobre los planes de prevención ante la inminencia del covid-19. Sin embargo, la oficina de prensa del organismo declaró que la agenda de la funcionaria estaba llena. “Como usted comprenderá, en estos momentos nos encontramos abocados a la emergencia y la agenda de nuestra representante está complicada, por lo que le agradecemos su comprensión, cuando se disponga de tiempo le estaremos contactando”, dijo la oficina de la OPS.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *