Cerco militar marca tercer mes de protestas en Venezuela

HAVANA TIMES (dpa) – La fuerza pública venezolana fue desplegada hoy en Caracas para impedir una marcha de estudiantes, al cumplirse tres meses del inicio de las protestas contra el gobierno, las cuales se reavivaron la semana pasada por la detención de cientos de manifestantes.

Brigadas antidisturbios de la Guardia Nacional (policía militarizada) y de la Policía Nacional ocuparon los espacios de la plaza Brión, en el este de Caracas, para evitar la salida de la marcha convocada hasta la Nunciatura Apostólica.

Desde temprano los soldados de la Guardia Nacional llegaron a la plaza, un punto de encuentro de los estudiantes universitarios que mantienen las protestas, para desplegar un cordón que evitó la concentración.

Igualmente, las calles cercanas a la Nunciatura fueron ocupadas por carros blindados militares, en una operación para disuadir a los estudiantes de movilizarse hasta el lugar, ubicado en el municipio Libertador (oeste y centro de Caracas).

Debido a la presencia de los cuerpos seguridad, los manifestante llevaron su protesta a una reunión en la Universidad Central de Venezuela, cuyo consejo universitario se pronunció pidiendo la liberación de sus estudiantes detenidos.

Los estudiantes llamaron para el miércoles una marcha hasta la Fiscalía General de Venezuela para exigir la liberación de los compañeros, afirmando que seguirán movilizados a pesar de la contención de las protestas.

Las detenciones aumentaron el jueves pasado, cuando soldados y policías desmontaron una protesta con carpas en los municipios de Chacao y Baruta, ambos en el este de Caracas, y arrestaron a más de
140 manifestantes.

La operación y la posterior presentación de los detenidos en los tribunales exaltaron los ánimos de los manifestantes, que volvieron a protagonizar acciones violentas en Chacao, después de varios días en relativa calma.

La dirigente de la Universidad de Los Andes, Gaby Arellano, dijo que el objetivo de la marcha hacia la Nunciatura era recordar el comienzo de los tres meses de “lucha en la calle”.

Asimismo, el representante de la Universidad Católica Andrés Bello, Jamir Jassier, recalcó que los estudiantes seguirán en las calles “alzando la voz, pese a la represión”.

“Desde que comenzaron las protestas nada ha cambiado, se siguen violando los derechos humanos”, señaló.

Los tribunales iniciaron el fin de semana procesos contra los estudiantes detenidos en los llamados “campamentos de paz”, algunos de los cuales estaban instalados en carpas en la vía pública, obstruyendo el paso automotor.

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez, afirmó que a los detenidos les incautaron armas, drogas, dólares en efectivo y planes para insistir en protestas violentas.

Enfrentan cargos como posesión de armas de fuego, instigación pública y uso de uso de adolescentes para delinquir, debido a la presencia de menores de edad.

Las manifestaciones contra el gobierno comenzaron el 12 de febrero y luego de tres meses su saldo incluye a 42 muertos, más de 700 heridos y cientos de detenidos.

El presidente Nicolás Maduro había declarado hace dos semanas que las protestas fueron derrotadas en su intento por derrocar al gobierno y que sólo quedaban algunos focos violentos.

Maduro llamó a un diálogo con la oposición que contribuyó a calmar las protestas, pero ante la falta de resultados hay partidos integrantes de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) que planean retirarse de las conversaciones.

La MUD propuso al gobierno una agenda que incluía la liberación de los detenidos, la reformulación de los integrantes de los poderes públicos y el desarme de grupos radicales afines al gobierno.

Maduro dijo que no tiene apuros por lograr resultados en el diálogo y retó a los integrantes de la MUD a retirarse de las pláticas.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.