Carromero no apelará condena en Cuba

Para facilitar una salida más rápido para España

Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES (dpa) – El político español Ángel Carromero, condenado en Cuba a cuatro años de cárcel por el accidente de tráfico en el que en julio murió el conocido disidente Oswaldo Payá, no recurrirá la sentencia, según informaron hoy medios españoles citando fuentes cercanas de su familia.

El Ejecutivo español de Mariano Rajoy aspira a que Carromero, de 27 años y miembro de las juventudes del gobernante Partido Popular (PP), regrese cuanto antes a España.

La mejor de las opciones para ello sería que fuese expulsado de Cuba, pero para eso la sentencia tiene que ser firme, por lo que la defensa de Carromero no recurrirá para no dilatar el proceso.

Carromero fue condenado el pasado día 15 por el Tribunal Provincial de Granma, en el este de la isla, por “delito de homicidio” por “conducta imprudente” en la vía pública. Él conducía el automóvil en el que murieron Payá y el opositor Harold Cepero en un accidente cerca de la ciudad de Bayamo.

Si no hay recurso, la sentencia será firme la semana que viene, pasados los 10 días hábiles que tienen la defensa y la fiscalía para presentar uno. Entonces, el gobierno español podrá comenzar con las gestiones diplomáticas dirigidas a conseguir el regreso de Carromero a España.

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, ya dijo hace semanas que en caso de que Carromero fuera condenado la mejor de las opciones para él sería que fuera expulsado de Cuba sin tener que pasar por una prisión española y la peor, que tuviera que cumplir condena en la isla.

España podría pedir también que al joven político se le aplicara un convenio bilateral firmado entre ambos países que permitiría a Carromero cumplir la condena en España.

El joven del PP viajó a Cuba junto al político sueco Jens Aron Modig para reunirse con representantes de la proscrita oposición cubana, pese a haber ingresado con visado de turista, que no permite realizar actividades políticas.

La muerte de Payá, uno de los más conocidos disidentes cubanos de la última década, causó gran revuelo internacional. Las autoridades de la isla atribuyeron el accidente al exceso de velocidad y a un frenazo abrupto del coche conducido por Carromero, aunque fuentes de la disidencia cuestionaron desde el inicio la versión oficial y hablaron de un segundo vehículo implicado en el siniestro.

Los investigadores cubanos señalaron antes del juicio que el español conducía al doble de la velocidad permitida en el tramo del accidente. El vehículo en el que murió Payá impactó contra un árbol después de salirse de la carretera en una curva.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *