Brasil: Lula se despide con un aguerrido discurso

Por Isaac Risco (dpa)

Lula da Silva con Dilma Rousseff. Foto: cronista.com

HAVANA TIMES – Combativo, emocional y clamando que es inocente: el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se despidió hoy de sus seguidores con un aguerrido discurso y un baño de masas en Sao Paulo antes de entregarse a la Justicia para empezar a cumplir una pena de cárcel por corrupción.

“La muerte de un combatiente no para la revolución”, dijo Lula ante miles de simpatizantes en las afueras del Sindicato de los Metalúrgicos en la periferia de Sao Paulo, antes de confirmar que se entregará a la Policía. “Voy a cumplir el mandato”, dijo en alusión a la orden de ingreso en prisión emitida por el juez Sérgio Moro.

El lugar elegido no era casual. El sindicato metalúrgico es el lugar donde Lula inició su trayectoria política en los años 70 como un joven líder sindical. El ex mandatario volvió a la política activa en los últimos años después de ser acusado de corrupto.

Lula, favorito a sus 72 años para volver a ser elegido presidente en las elecciones de octubre, se había refugiado desde la noche del jueves en el lugar que lo vio nacer como político. Horas antes el juez Moro había emitido una orden para que Lula ingresase a prisión, dándole plazo para entregarse hasta la tarde del jueves.

El ex mandatario no cumplió y la tensión se había disparado en las últimas horas en Brasil por un posible arresto, en un país agitado desde hace semanas por el caso del popular líder de izquierda, ídolo sobre todo de las clases más pobres por los éxitos de sus dos Gobiernos (2003-2010). Según medios brasileños, sus abogados negociaron para que Lula se entregase hoy.

Una de las condiciones fue que le permitiesen participar en un acto en memoria de su esposa fallecida el año pasado, que habría cumplido 68 años hoy. El carismático Lula tomó después del acto el micrófono para dirigirse a sus seguidores.

“El sueño de ellos es la fotografía de Lula preso”, dijo el ex presidente, que acusa a sus adversarios de haberle hecho un proceso político para alejarlo del poder, y que acusó también a los grandes medios de comunicación de hacer campaña contra él.

“No los perdono por haber dicho a la sociedad que soy un ladrón”, reclamó Lula en alusión a Moro y el resto de jueces de su caso.

Lula fue condenado en 2017 por cargos de que aceptó de la constructora OAS la reforma de un apartamento que él pensaba comprar en la costa de Sao Paulo, a cambio de favorecer a la empresa en sus negocios con la estatal Petrobras, que está en el centro de los escándalos de “Lava Jato” (“Lavado de autos”).

Lula no llegó a comprar el apartamento y afirma que no hay pruebas de que aceptó favores indebidos. Un tribunal de apelación, sin embargo, confirmó la condena en enero y la aumentó de nueve años y medio a 12 años y un mes. Los tribunales superiores rechazaron en los últimos días varios recursos para evitar que Lula fuera detenido.

Pese a que su encarcelamiento truncará ahora sus aspiraciones electorales, el mandatario animó a sus seguidores a continuar. “Ya no soy un ser humano. Yo soy una idea”, clamó.

Lula compareció rodeado de varios compañeros de su larga trayectoria política, entre ellos su sucesora Dilma Rousseff. A varios los elogió ampliamente antes de comenzar un discurso de casi una hora que tuvo un aire de despedida política.


2 thoughts on “Brasil: Lula se despide con un aguerrido discurso

  • el 8 abril, 2018 a las 7:40 am
    Permalink

    “Ya no soy un ser humano. Yo soy una idea”. Esto corruptos, se creen tan por encima de los demás que ellos mismos se se hacen “santos” y se indultan, de sus fechorías y corruptelas.

  • el 7 abril, 2018 a las 4:37 pm
    Permalink

    El mismo delirio de grandeza, la misma alucinación mesiánica que el de Cuba. se creen dioses estos demagogos, pero a cada cual le llega su hora, y a él ya le llegó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *