Beísbol primero, Salud segundo según Ortega en Nicaragua

Permitirán 5000 aficionados en semifinales y final del Pomares en Estadio Dennis Martínez


Un juego de beisbol de la liga “Germán Pomares Ordoñez”, el pasado 1 de mayo. Foto: EFE | Confidencial

Los organizadores prometen que “se tomarán medidas para evitar aglomeraciones”, aunque llenarán el 33% de la capacidad del estadio

Por Yader Luna  (Confidencial)

HAVANA TIMES – La Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS)  anunció que las series semifinales y la serie final de Béisbol German Pomares “se llevarán  a cabo en su totalidad en las instalaciones del Estadio Nacional Dennis Martínez” y se permitirá el ingreso de un máximo de 5000 personas, tras anunciar primeramente que se jugarían a puertas cerradas.

“Se permitirá el ingreso al Estadio a un máximo de 5000 personas de las cuales serán 2000 para cada uno de los equipos involucrados y 1000 para la capital (excepto en juego de Los Dantos y/o Bóer)”, explican en un comunicado.

Además insisten que “se garantizará las medidas de prevención y protección para evitar la aglomeración de personas como parte de las medidas ante el covid-19″.

Médicos y la misma Organización Panamericana de la Salud (OPS) han insistido en evitar aglomeraciones y realizar eventos masivos. Sin embargo, el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo han convocado a eventos masivos.

La capacidad del nuevo Estadio Nacional es de 15 000 personas, es decir que dejarán entrar a un 33% de su capacidad.

Tras temor de jugadores

Esta misma semana, la Comisión del Beisbol señaló que tomarán nuevas medidas para evitar contagios implementando “protocolos sanitarios de los organismos internacionales” que rigen ese deporte.

Estas medidas se toman casi dos meses después de la muerte del coach del equipo San Fernando, Carlos Aranda, quien falleció el pasado 21 de mayo tras presentar síntomas de coronavirus, según fuentes de la liga y familiares.

El exbeisbolista Norman Cardoze, recuperado de covid-19, fue removido de su puesto de manager del equipo San Fernando, días después de ofrecer declaraciones sobre su calvario, junto a su hijo, como pacientes de coronavirus.

Durante más de un mes los partidos fueron suspendidos, de acuerdo a cronistas deportivos, por la negativa de los peloteros de no jugar ante el temor de contagiarse de covid-19.

El campeonato se reanudó el pasado 26 de junio con los juegos de desempate para los playoffs.

Nuevas medidas

Dentro de las nuevas medidas sanitarias, todos los árbitros que trabajen en cada juego deberán usar mascarilla y guantes.

“Al momento de batear, todos los jugadores deberán usar la mascarilla, el no cumplimiento de esta disposición el bateador será multado, siendo opcional el uso de la mascarilla para correr las bases”, indican.

Otra de las medidas tomadas por la CNBS es que “cuando el coach de pitcheo o el manager entran al montículo para dar instrucciones o realizar cambio de lanzador, deberán de ingresar con la mascarilla puesta y solamente un jugador del infielder podrá participar en dicha reunión, el resto se queda fuera del círculo de la loma de lanzar”. De lo contrario el manager será multado.

“Queda terminantemente prohibido el saludo de manos cuando celebran una carrera o un home run, deberán de celebrarlo con el puño cerrado, antebrazo o casco”, afirman en su comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *