Un reportero y un camarógrafo de NTN24 que cubrían el conflicto cerca de la frontera con Colombia

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana en Los Teques, Venezuela, el 20 de marzo de 2021. Efectivos de la Guardia Nacional recientemente detuvieron a dos periodistas del canal colombiano NTN24. (AFP/Federico Parra)

HAVANA TIMES – Las autoridades venezolanas deben liberar inmediatamente a los periodistas de NTN24 Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, y garantizar que los comunicadores puedan ejercer la profesión sin temor a ser objeto de arresto, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

Cerca de las 12:30 p. m. de ayer, efectivos de la Guardia Nacional de Venezuela detuvieron a Pérez, reportero, y a Hernández, camarógrafo, cuando trabajaban para el canal privado colombiano NTN24 en la cobertura del actual conflicto militar en la zona de La Victoria, en el estado de Apure, fronterizo con Colombia, según versiones periodísticas y las declaraciones de Edgar Cárdenas, secretario general de la sección de Caracas del Colegio Nacional de Periodistas, quien se comunicó con el CPJ por aplicación de mensajería.

Los efectivos también arrestaron a Juan Salazar y a Diógenes Tirado, dos activistas locales de la organización no gubernamental FundaRedes, quienes ayudaban al equipo de prensa de NTN24 en la cobertura, según las versiones citadas.

“Las autoridades venezolanas deben liberar inmediatamente a los periodistas de NTN24 Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, así como a los activistas locales de derechos humanos Juan Salazar y Diógenes Tirado, y garantizar su seguridad al informar desde una zona de conflicto”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, desde Nueva York. “Es alarmante que la Guardia Nacional de Venezuela pueda detener a periodistas y no proporcionar ninguna información sobre su estado y su paradero”.

Cerca de las 4:30 p. m., Pérez y Hernández se comunicaron con NTN24 y dijeron que los efectivos de la Guardia Nacional habían revisado sus documentos de identidad y el material grabado, y les habían dicho que los liberarían, les devolverían los equipos de trabajo y les permitirían seguir informando desde la zona, de acuerdo con las versiones citadas.

Sin embargo, desde entonces no se ha tenido noticias de los periodistas, según informaciones de NTN24 y un video de Javier Tarazona, vocero de FundaRedes.

Cerca de las 6 p. m., los efectivos de la Guardia Nacional trasladaron a Pérez, Hernández y los activistas al fuerte militar Sorocaima en la ciudad de Guasdualito, según el testimonio de Cárdenas y un tuit del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, organización local defensora de la libertad de prensa.

En una nota publicada hoy, NTN24 destacó que los periodistas que se desempeñan en zonas de conflicto se consideran civiles en virtud del derecho internacional.

En las últimas semanas, han estallado enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas venezolanas y combatientes de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, por el control de territorio en la frontera con Colombia, según versiones de prensa.

Cuando el CPJ llamó a la Guardia Nacional de Venezuela para obtener una declaración, la persona que respondió declaró que no estaba autorizada a proporcionar ninguna información de “inteligencia” y se negó a dar ningún comentario sobre el caso. Hoy, el Ministerio de Defensa venezolano publicó un comunicado en el cual brindó una actualización sobre la situación en Apure, el cual no mencionó explícitamente al equipo de prensa de NTN24 , pero señaló que “los operadores de la canalla mediática despliegan sus sucias manipulaciones para atizar la violencia en el Alto Apure”.

Lea más noticias en Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *