Assange dice que no dejará su condición de asilado

Julian Assange y Ricardo Patiño en la embajada de Ecuador en Londres. Foto/archivo: Cancillería de Ecuador.

HAVANA TIMES (dpa) – El fundador del portal de denuncias Wikileaks, Julian Assange, dijo hoy en una declaración conjunta con el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, que no abandonará la embajada de Ecuador en Londres, a donde acudió solicitando asilo hace dos años.

Patiño y Assange participaron en una videoconferencia organizada por la Cancillería, a propósito de cumplirse hoy dos años del ingreso del periodista australiano a la legación ecuatoriana en Reino Unido, con una petición de asilo.

Assange manifestó que no abandonará la misión diplomática y que “sería tonto en este caso dejar mi condición de asilado y de cierta manera las circunstancias aquí son diferentes a estar en una prisión real”.

“Sigue siendo un riesgo serio que sea extraditado a Estados Unidos, si el Departamento de Justicia continúa con su investigación de carácter criminal”, aseguró Assange, al ratificar que seguirá el consejo de sus abogados que es “no abandonar el asilo político que me ha sido otorgado”.

Agregó que se siente agradecido con el gobierno del país andino y comentó que “el pueblo ecuatoriano debe sentirse orgulloso de que su gobierno no ha cedido a presiones”.

Anheló que Estados Unidos “abandone el caso”, porque dijo que aún hay “cientos de documentos que serían liberados y que realmente darían lugar a una gran cantidad de información”, de la que no especificó detalles.

El canciller Patiño acotó que su gobierno va a proteger a Assange “el tiempo que sea necesario y que él lo requiera”, ya que sufre “una persecución política” y “no podemos permitir que sus sacrificios hayan sido inútiles”.

El diplomático dijo que las conversaciones con Reino Unido sobre el asilado Assange están “estancadas” y que existe un “clamoroso silencio” del caso en los diarios que publicaron las denuncias de Wikileaks.

Relató que el encierro de Julian Assange ha deteriorado “su calidad de vida y salud” y que podría llegar “a pagar con su vida su servicio a la humanidad”.

Assange ingresó el 19 de junio de 2012 a la embajada ecuatoriana en Londres, solicitando asilo para evitar ser entregado a Suecia por presuntos delitos sexuales, país que podría a su vez extraditarlo a Estados Unidos, en donde presumía podría ser condenado hasta por la pena capital por denunciar documentos secretos sobre las guerras en Irak y Afganistán.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.