MundoNoticiasSOS para Periodistas

Asesinan al periodista Wilder Alfredo Córdoba en Colombia

El funeral del periodista colombiano Wilder Alfredo Córdoba, asesinado a tiros el 28 de noviembre, en la sede de su medio en la localidad de La Unión. (Captura de pantalla: Facebook/Unión Televisión)

HAVANA TIMES – Las autoridades colombianas deben investigar exhaustivamente el asesinato del comunicador Wilder Alfredo Córdoba, esclarecer si fue asesinado por su labor informativa, y enjuiciar a los responsables, declaró este miércoles el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

El lunes 28 de noviembre, dos sujetos no identificados a bordo de una motocicleta asesinaron a tiros a Córdoba, quien realizaba un trabajo periodístico en el poblado de El Salado, en el sureño departamento de Nariño, según versiones de prensa.

Córdoba, director del medio digital independiente Unión Televisión, con sede en la localidad de La Unión, recibió tres impactos de bala, según las versiones de prensa citadas, que indicaban que la Policía había descartado el robo como móvil del ataque, porque los sujetos no se habían llevado las pertenencias del comunicador.

“Las autoridades colombianas deben iniciar de inmediato una investigación rigurosa y transparente del asesinato del periodista Wilder Alfredo Córdoba, esclarecer si fue objeto de represalia por su labor periodística, y enjuiciar a los responsables”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Latinoamérica y el Caribe del CPJ, desde Nueva York. “Los periodistas que informan sobre la corrupción en las pequeñas poblaciones del interior de Colombia con frecuencia sufren mortales represalias por su trabajo, y las autoridades deben tomar medidas para que ellos puedan seguir informando a sus comunidades en condiciones de seguridad”.

Córdoba a menudo publicaba noticias y opiniones sobre la inseguridad y la corrupción en la página de Facebook de Unión Televisión y en su cuenta personal, y hacía poco había denunciado que varios proyectos de obras públicas habían quedado sin acabar y que las vías locales estaban en mal estado, según la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

El director de la FLIP, Jonathan Bock, declaró al CPJ por aplicación de mensajería que el comunicador había recibido varias amenazas en las redes sociales, que le advertían que “se metería en problemas” si continuaba publicando sus artículos. Según Bock, representantes de la FLIP planeaban viajar a La Unión para recabar más información.

El martes, Unión Televisión publicó un video donde aparecían los colegas de Córdoba de luto y reunidos alrededor de su féretro, que había sido colocado en el estudio del canal. La Fiscalía General declaró por Twitter que un equipo de fiscales e investigadores investigaban el ataque. El CPJ llamó por teléfono y envió mensajes de texto al alcalde del municipio de La Unión, al departamento de la Policía local y a Unión Televisión para obtener una declaración, pero no recibió respuesta.

Lea más noticias here on Havana Times.