Asesinan a disparos a periodista hondureño en Comayagüela

Edwin Josué Andino. Foto: proceso.hn

HAVANA TIMES – Las autoridades hondureñas deben investigar exhaustivamente el asesinato del periodista Edwin Josué Andino, esclarecer si lo mataron en represalia por su trabajo, y enjuiciar a los responsables, declaró este lunes el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

En la mañana del 10 de octubre, sujetos no identificados disfrazados de agentes policiales secuestraron a Andino en su hogar en Comayagüela, al noroeste de Tegucigalpa, la capital, y luego lo asesinaron a balazos, según una nota del Comité por la Libre Expresión (C-Libre) y versiones de prensa. El cuerpo sin vida de Andino fue encontrado en una calle cercana a su domicilio, con la boca tapada con cinta adhesiva e impactos de bala en el rostro.

El padre del periodista, Edwin Emilio Andino, a quien los sujetos se habían llevado a la fuerza de la misma vivienda horas antes, fue asesinado a tiros y su cuerpo sin vida fue hallado en otra colonia de Tegucigalpa, según las informaciones de prensa.

Andino, de 23 años, se había graduado de la carrera de Periodismo de una universidad privada en 2021 y laboraba como productor de un programa vespertino en el canal nacional La Tribuna TV (LTV), según versiones de prensa y un comunicado de ese medio. El director de LTV, Raúl Morazán, declaró a la agencia de prensa AFP que Andino había trabajado con el canal de televisión desde hacía dos años y que, según su conocimiento, no había recibido amenazas.

“Las autoridades hondureñas deben investigar exhaustivamente el asesinato de Edwin Josué Andino y su padre, y esclarecer si estuvo relacionado con su labor periodística”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Latinoamérica y el Caribe del CPJ, desde Nueva York. “El Gobierno hondureño debe poner fin a la impunidad que ha reinado en los asesinatos de periodistas durante tantos años, y para ello debe realizar una investigación pronta y seria que encuentre a los responsables y los entregue a la Justicia”.

El 12 de octubre, la Policía Nacional declaró que había encontrado en un almacén dos vehículos abandonados que habían sido utilizados por los secuestradores, y que en su interior contenían esposas plásticas, cinta adhesiva y restos de sangre. Los vehículos fueron trasladados a Medicina Forense, según versiones periodísticas.

El 15 y 18 de octubre, agentes policiales arrestaron a presuntos integrantes de la pandilla Barrio 18, entre ellos cuatro que supuestamente están implicados en el asesinato de Andino y su padre, según varias informaciones de prensa.

El director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez, declaró a la prensa que en los móviles de los sospechosos se habían encontrado pruebas “técnicas y científicas” de que por lo menos tres de los presuntos pandilleros capturados eran autores materiales de ese doble crimen, según las versiones noticiosas.

El ministro de Seguridad de Honduras, Ramón Sabillón, declaró al CPJ por aplicación de mensajería que la Policía Nacional continuaba las investigaciones.

Desde 1992, como mínimo ocho periodistas hondureños han sido asesinados en represalia por su labor informativa, según datos del CPJ. El CPJ investiga los casos de otros 28 periodistas que murieron asesinados, para esclarecer si los mataron en represalia por ejercer la profesión.

Lea más noticias aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share