Asamblea venezolana denuncia que Supremo intenta anularla

Henry Ramos
Henry Ramos

HAVANA TIMES (dpa) – El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup, calificó hoy como una “fechoría” del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declarar legal y vigente el decreto de emergencia económica que el foro legislativo, de mayoría opositora, había rechazado el mes pasado.

Ramos dijo que el decreto de emergencia “murió” al ser rechazado en la plenaria, pero que el presidente Nicolás Maduro ahora intenta resucitarlos usando a “su” TSJ, en un intento por anular la Asamblea.

“Ahí tienen su muerto resucitado. Vamos a ver si en los próximos días se va a remediar alguna de las calamidades que está sufriendo el pueblo venezolano”, señaló en una rueda de prensa.

El TSJ aceptó un recurso de interpretación sobre el decreto y declaró que el Estado de emergencia económica está vigente en todo el país por un lapso de 60 días.

Maduro dijo que presentó el decreto para enfrentar la crisis económica, que se ha agudizado en las últimas semanas por la caída de los precios petroleros.

En su fallo, la Sala Constitucional de TSJ declaró que la emergencia económica está en vigencia desde la publicación del decreto y que su validez y legitimidad permanecen “intactas”.

La Asamblea Nacional rechazó el decreto, alegando que pretendía darle potestad al Gobierno para manejar partidas del presupuesto sin control legislativo e intervenir a discreción empresas privadas.

Además, advirtió que el decreto proponía la aplicación de límites a los retiros e ingresos bancarios, lo que la oposición calificó como un “corralito” bancario.

Maduro señaló que con el aval del TSJ al decreto anunciará en los próximos días una serie de medidas para enfrentar la situación económica.

Tras la mayor manifestación de un conflicto de poderes, Ramos dijo que el Gobierno “moribundo” intenta “anular” a la Asamblea, pero advirtió que el fallo “solo agravará la crisis del país”.

“Yo creo que este Gobierno está haciendo todo lo posible para que le den un golpe porque es la única justificación que tendría ante este fracaso, que viene desde hace 17 años actuando sin contrapesos”, aseveró.

Ramos dijo que la Asamblea continuará cumpliendo con sus deberes constitucionales de legislar y controlar, aunque está convencido de que el TSJ objetará “todas” las leyes que apruebe.

“Esta sentencia del TSJ, una más, lo que hace es continuar con la profundización y aceleración de la crisis. El TSJ es una de las pocas cosas que sostienen precariamente en el poder a Maduro. Ojalá que en algún momento claridad de sus desvaríos, el presidente se diera cuenta que con esta decisión no se resolverá el desabastecimiento de alimentos, que es cada día peor, de medicinas, que es cada día peor, ni el déficit de agua y electricidad”, señaló.

Ramos dijo que con la sentencia el Gobierno y el TSJ le están diciendo al país que pueden hacer “lo que les da la gana, que pueden anular la Asamblea”, elegida el pasado 6 de diciembre.

Insistió en que la Asamblea rechazó el decreto por considerar que no era la solución a la crisis.

“El Gobierno trata de detener la Asamblea porque es la única institución que está cumpliendo con sus funciones, porque es el único órgano de función pública que haciendo algo para resolver la crisis económica y social, que está legislando a riesgo de este TSJ, que funciona como un pelotón de fusilamiento a nombre del Gobierno”, dijo.

Ramos anunció que la Asamblea denunciará su situación ante organismos internacionales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *