Aruba Airlines cancela sus vuelos entre Cuba y Nicaragua

Aunque Aruba Airlines no ha emitido ningún comunicado oficial, las agencias de viaje ya no comercializan su ruta entre La Habana y Managua. (@ArubaAirlines)

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – Tras la advertencia de EE UU sobre las sanciones que impondrá a las aerolíneas que fomenten la migración de cubanos a través de Nicaragua, Aruba Airlines suspendió su conexión entre La Habana y Managua. La compañía, de capital venezolano, era la única –junto a Conviasa– que mantenía vuelos entre ambos países luego de que otras aerolíneas, como Air Century y Sky High cancelaran sus rutas.

Aunque Aruba Airlines no ha emitido ningún comunicado oficial, un periodista del canal de noticias Telemundo aseguró este miércoles que las agencias de viajes que comercializaban vuelos en aviones de la empresa dejaron de ofrecer los boletos correspondientes a la conexión Cuba-Nicaragua. Según explicaron, solo podrán viajar quienes ya habían comprado sus pasajes antes de la cancelación de la ruta.

Exceptuando a las compañías que realizan vuelos entre Managua y La Habana con escala en un tercer país, como las mexicanas Viva Aerobus o Aeroméxico, Conviasa es la única que ha hecho caso omiso de la advertencia estadounidense y sigue manteniendo frecuencias de vuelo entre ambos países.

El pasado 21 de noviembre, el Gobierno de Estados Unidos anunció que impondría una política de restricción de visas

El pasado 21 de noviembre, el Gobierno de Estados Unidos anunció que, para controlar la entrada de cubanos por su frontera con México, impondría una política de restricción de visas a los propietarios y altos funcionarios de compañías aéreas que realizan vuelos chárter entre Cuba y Nicaragua, el primer paso de una larga trayectoria que se ha convertido en un lucrativo negocio tanto para los regímenes de la región como para los traficantes de personas.

Según el Departamento de Estado, estas aerolíneas han estado vendiendo boletos a precios “de extorsión” (hasta 4.000 dólares por persona para un viaje de La Habana a Managua) a migrantes que carecen de condiciones legales para entrar o permanecer en territorio estadounidense –la meta de su viaje– y que, muchas veces, terminan enfrentándose a procesos de deportación.

Tres días después del anuncio, varias aerolíneas que conectaban a Cuba con Nicaragua comenzaron a suspender sus vuelos chárter. Es el caso de Air Century y Sky High, que cancelaron todas las operaciones que estaban programadas para los próximos meses.

Un mes antes, el Gobierno de Haití había informado de la prohibición de vuelos entre Puerto Príncipe y Managua, una ruta común entre los haitianos que, como los cubanos, pretenden llegar a Estados Unidos. No se sabe, sin embargo, si la medida responde a negociaciones secretas entre Washington y las autoridades de la isla caribeña para frenar el flujo migratorio.

En cambio, el embajador cubano en Rusia, Julio Garmendia, informó este jueves sobre un acuerdo entre los dos países para establecer una ruta entre San Petersburgo y Cayo Coco (Ciego de Ávila), así como entre La Habana y Moscú, a finales de año.

“A finales de diciembre está previsto reanudar los viajes directos de Aeroflot, realizados por la aerolínea Rossiya, entre las capitales de ambos países, así como uno cada diez días desde San Petersburgo a Cayo Coco”, aseveró.

El anuncio del diplomático responde al acuerdo entre La Habana y Moscú de impulsar el turismo ruso en la Isla

El anuncio del diplomático responde al acuerdo entre La Habana y Moscú de impulsar el turismo ruso en la Isla, que hasta el momento no ha rendido todos los frutos que ambos Gobiernos esperaban.

Por su parte, la compañía española Iberojet dejará de volar a La Habana en 2024. Según confirmó una empleada de la empresa a 14ymedio, no tendrán conexión con la Isla a partir del próximo 15 de enero y no saben cuándo reanudarán las operaciones. No obstante, abrirán dos rutas a Santa Clara, explicó la misma fuente, desde Madrid y desde Lisboa, pero “a partir del verano que viene”.

La aerolínea ya canceló su ruta Madrid-Santiago de Cuba el pasado septiembre, apenas un año después de inaugurarla, pero, en esta ocasión, se trata de una medida que tendrá lugar en plena temporada alta y que evidencia la debacle del turismo extranjero en la Isla.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times