Alcalde de Medellín acusa a rapero Wiz Khalifa de apología del delito

Wiz Khalifa. Foto: twitter.com

HAVANA TIMES – El alcalde de la ciudad colombiana de Medellín, Federico Gutiérrez, acusó hoy al rapero estadounidense Wiz Khalifa de incurrir en “apología del delito” por publicar fotos de una visita a la tumba del legendario narcotraficante Pablo Escobar, reportó dpa.

Wiz Khalifa publicó las fotos en redes sociales tras visitar Medellín el viernes pasado, donde dio un concierto en el marco del festival “Future Carnaval”.

Además de tomarse fotos al lado de la lápida de Escobar, el cantante publicó imágenes al frente de un edificio muy conocido en la ciudad por ser uno de los refugios de quien fuera el máximo capo del cartel de Medellín.

“Cómo se nota que a este tipo no le ha tocado sufrir la violencia de estos narcotraficantes. Ese sinvergüenza en vez de haberle llevado flores a Pablo Escobar, le tuvo que haber llevado flores a las víctimas de la ciudad y le debe una disculpa a la ciudad”, dijo Gutiérrez.

“Lo que hay que decirle a ese señor, que además yo no lo conocía, es que acá no es bienvenido desde que tenga esas actitudes y de una vez dejar una cosa clara a todos lo que vengan a nuestra ciudad: tienen que respetar a miles de víctimas que murieron o que perdieron a sus familias en la guerra contra el narcotráfico”, agregó el alcalde.

Un episodio similar ocurrió en julio del año pasado, cuando el reguetonero puertorriqueño J. Álvarez lució una camiseta alusiva a Escobar en un acto público en Medellín.

La camiseta tenía la leyenda “I’m cartel Escobar” y el artista la lució en una rueda de prensa previa a un fiesta popular organizada por la Alcaldía de Medellín.

El alcalde criticó en ese momento al cantante, a quien explicó que Escobar le ocasionó “mucho daño a Medellín y a Colombia” y le pidió quitarse la camiseta.

Escobar, en su momento el narcotraficante más poderoso del mundo, le declaró una guerra terrorista al Estado colombiano en los años 80 y comienzos de los 90 que dejó numerosas víctimas tanto en atentados callejeros con explosivos como en ataques selectivos contra jueces, periodistas, policías y funcionarios del Gobierno.

El delincuente fue abatido el 2 de diciembre de 1993 en una casa de Medellín donde se ocultaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *