Agricultores cubanos sufren por incumplimiento de contratos

HAVANA TIMES, 13 dic – Orlando Lugo Fonte, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) revela hoy en entrevista al diario Granma que el país aún no ha pagado entre 2,5 y 3 millones de pesos a sus agricultores.

Según el funcionario, se trabaja en nuevas políticas y procedimientos para la contratación de la producción agrícola, que entrarán en vigor en 2012, además de modificaciones a la Resolución que estipula los precios de los productos a contratar.

Los problemas en la contratación y las cuentas por cobrar y por pagar no son nuevos en la economía nacional. No obstante, la situación es más favorable que años anteriores donde hubo casos de débitos de alrededor de 50 millones de pesos en un mes, dijo el líder de los agricultores.


2 thoughts on “Agricultores cubanos sufren por incumplimiento de contratos

  • el 14 diciembre, 2011 a las 9:06 am
    Permalink

    Yo siempre me he preguntado: la solución más fácil si alguien incumple un contrato no es ir a los tribunales a reclamar el cumplimiento? Sin embargo, Lugo Fonte sigue hablando de políticas y procedimientos, en vez de usar al ANAP para ponerle una demanda a las empresas morosas y a su dueño el Estado. Eso demuestra que esas organizaciones no defienden al pueblo, sino al gobierno.

  • el 13 diciembre, 2011 a las 1:11 pm
    Permalink

    Traduccion de google.translate:

    Todos los problemas que afligen a los pequeños agricultores desaparecería bajo una república cooperativa socialista. Derechos de propiedad privada y su corolario, un mercado de comercio socialista acondicionado, sería reconocido y respetado. En la agricultura – como en otras ramas de la economía – las personas que cuidan de sus propios asuntos, sin dictar corrupto y burocrático. La planificación socialista podría funcionar a través de las fuerzas del mercado, no trate de sustituir a las fuerzas como por las decisiones de los funcionarios de la oficina o de sectarios políticos. Todo esto, por supuesto, significaría tirar el estatismo marxista como la ideología oficial, y volviendo el socialismo a sus raíces originales, de cooperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *