Actualizando la situación del Movimiento San Isidro

HAVANA TIMES – “Hoy amanecí con una nueva lección: somos piezas fundamentales de este juego de ajedrez, somos los que generamos el cambio.”

Así anunció Luis Manuel Otero Alcántara que deponía su huelga de sed, ayer miércoles 25 de noviembre. Era el último huelguista que continuaba sin tomar agua; antes la había dejado Maykel Castillo. Ambos con gran deterioro de sus cuerpos, insisten en no abandonar sus demandas.

La otra novedad fue que la ex profesora del Instituto Superios de las Artes, Anamely Ramos,  entró en huelga de hambre, en rechazo al intento de desacreditación de los miembros del MSI por parte de voceros del gobierno como el sitio cubadebate. A partir de ahora hay seis  personas que no ingieren alimentos: Anamely Ramos, Iliana Álvarez (periodista), Luis Manuel Otero Alcántara (artista plástico), Maikel Castillo (músico), Esteban Rodríguez (reportero) y Katherine Bisquet (poeta y escritora).

De manera oficial, el gobierno no se pronuncia ante la determinación del Movimiento San Isidro. La reacción visible solo ha llegado a manera de detenciones a quienes intentan entrar a la sede del MSI, mítines de repudio a quienes se solidarizan, prohibiciones de salir de su casa a periodistas independientes que intentan informar sobre lo que allí acontece, y desacreditación.

Hasta ahora no existe una fecha límite a la huelga, se supone que sea hasta que liberen a Denis Solís, condenado a ocho meses de cárcel por desacato, en un juicio sumario, donde se cometieron serias irregularidades.

Circula por las redes un texto redactado por el jurista Edilio Hernández Herrera que analiza, desde el punto de vista legal, la detención y el proceso arbitrario que sufrió el rapero Denis Solís, y que dio origen a esta situación.

Lea más noticias y reportajes desde Cuba aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *