Activistas reportan menos detenciones políticas en enero en Cuba

Elizardo Sánchez.  Foto: observacuba.org
Elizardo Sánchez. Foto: observacuba.org

HAVANA TIMES (dpa) – La disidencia cubana reportó hoy un descenso en el número de arrestos por motivos políticos ocurridos en enero en la isla, en medio del histórico acercamiento diplomático pactado entre los gobiernos de Washington y La Habana.

Al menos 178 personas fueron detenidas en enero en Cuba por razones políticas, señaló hoy la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) en su habitual informe mensual.

La cifra, muy por debajo de los 489 arrestos reportados por el CCDHRN para diciembre, es una de las menores registradas en los últimos cuatro años, señaló el grupo opositor dirigido por el disidente Elizardo Sánchez.

“Resulta notoria la disminución del número de detenciones de corta duración respecto de los 48 meses anteriores”, señaló la CCDHRN, que reiteró sin embargo su exigencia al gobierno de Raúl Castro de “poner fin a la represión política” contra los opositores.

El grupo consideró también el menor número de arrestos y la excarcelación de decenas de presos políticos en diciembre en el marco del acercamiento con Estados Unidos como “hechos positivos”, aunque subrayó su “escepticismo” frente al gobierno castrista.

“A pesar de los posibles cambios en el escenario geopolítico, la situación de derechos civiles y políticos y otros derechos fundamentales en Cuba sigue siendo la peor en todo el hemisferio occidental y la CCDHRN mira al futuro inmediato con marcado escepticismo”, señaló el informe.

La comisión, el principal grupo no gubernamental dedicado a recopilar datos sobre la situación de los derechos humanos en la isla, acusa desde hace años al gobierno de Raúl Castro de llevar a cabo arrestos de corta duración, a menudo durante pocas horas o días, para evitar protestas o reuniones de opositores políticos. Los detenidos suelen ser liberados poco después sin acusación judicial.

El gobierno de La Habana niega por su parte la existencia de presos políticos en la isla y acusa a los disidentes de ser “mercenarios” financiados desde el extranjero para desestabilizar el país. Cuba no permite la existencia de movimientos políticos fuera del Partido Comunista.

La isla y Estados Unidos anunciaron el pasado 17 de diciembre un histórico acercamiento para retomar sus relaciones diplomáticas tras más de medio siglo de ruptura.

Delegaciones de ambos países abrieron hace menos de dos semanas en La Habana negociaciones que deben conducir próximamente a la reapertura de embajadas en ambas capitales.

En el marco del deshielo diplomático, la isla también liberó en las últimas semanas a decenas de presos políticos de una lista con 53 nombres entregada por Washington. La CCDHRN cifró en 39 el número de presos liberados tras el 17 de diciembre. El resto de prisioneros habían sido liberados antes, según la comisión.

El acercamiento entre Washington y La Habana ha dividido a la disidencia cubana entre simpatizantes y detractores de la nueva política estadounidense.

Mientras los primeros, entre los que están los activistas de la CCDHRN, elogian medidas como la liberación de presos y el menor número de arrestos temporales, los críticos subrayan que el gobierno de Raúl Castro sigue sin despenalizar la discrepancia política o respetar las libertades de reunión y de expresión.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *