Rebelión en escuelas de Nicaragua contra videos de adoctrinamiento

MINED ordena a colegios públicos imponer propaganda de la JS sobre la matanza

Las paredes, puertas y murales del colegio Maestro Gabriel de Managua tapizadas con el rostro de Daniel Ortega, en una foto de 2016. Carlos Herrera / Confidencial

En varios institutos, los estudiantes rechazan ver la propaganda que exime al régimen. “Están instrumentalizando a los docentes”, advierte especialista

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Los alumnos en los colegios públicos no quieren ver la propaganda audiovisual del régimen sobre la represión. Cada vez que los maestros intentan presentar en las aulas la llamada serie “180 Grados: Claves de la Verdad”, de la Juventud Sandinista, que intenta eximir al régimen de su responsabilidad en la matanza de abril, los estudiantes protestan, y graban videos en vivo en sus redes sociales rechazando esta narrativa audiovisual producida por “Juventud Presidente”.

“Nadie está interesado en ver eso”, lanza un alumno en el Instituto Maestro Gabriel, donde el régimen intentó presentar el capítulo de propaganda sobre la matanza de la familia del barrio Carlos Marx.

Las autoridades del Ministerio de Educación giraron una orientación a los directores de los colegios de secundaria más grandes de Nicaragua: “Los estudiantes tienen que ver los vídeos manipulados de las protestas, sin importar que se interrumpa el plan de estudio”, confesó un docente de un centro de estudios en la capital. A pesar de la imposición del adoctrinamiento, los estudiantes se rehúsan a consumir “la versión oficial”. Contrario a eso han decidido documentar este abuso que la dictadura intensifica cada vez más en las escuelas.

“El año pasado muchos de ustedes, muchos niños de aquí, quisieron sacar al presidente con sus huelgas”, dice una maestra de un colegio público en Camoapa, Chontales. De inmediato un estudiante le contesta “hay que sacarlo. Lo vamos a sacar, este año se va”. La docente, agobiada por los gritos de protesta de los muchachos, insiste en que “esta es la versión única del Gobierno”. Nuevamente un alumno le responde “prefiero estar recibiendo clases mejor, tenemos que estudiar”.

El mismo escenario se repite en el colegio Maestro Gabriel, en Managua. En ese instituto público un estudiante, no identificado, decidió hacer una transmisión en vivo para denunciar que los habían metido con engaños en un auditorio para ver el video “de la verdad” del incendio en la casa del barrio Carlos Marx, tragedia en la que murió calcinada la familia Pavón.

“Todos los estudiantes se salieron, nadie está interesado en ver eso. Que miren el fracaso de Daniel. Esa familia fue quemada por ellos mismos. No hay nadie, la mayoría se salió. Un solo fracaso, lo que quieren es lavarnos el cerebro”, dijo el alumno de secundaria, mientras era apoyado por los demás adolescentes quienes, también, decidieron salirse del auditorio.

Molesta por la reacción de los estudiantes la subdirectora del colegio salió hasta la entrada del auditorio a decirle a los alumnos que quienes no se quedaran viendo el vídeo, tenían que irse a sus casas. La mayoría se marchó. Adentro, en el gran salón, solo quedaron sillas vacías.

Docentes amenazados con despido

“La mayoría de docentes no queremos presentar esos videos. Son realidades alteradas, sabemos que la verdad es otra, pero si no llevamos a los estudiantes nos pueden correr. Los chavalos no son tontos, toda la crisis ha sido bien documentada y es difícil que una persona que está empezando a desarrollar un criterio, se contamine con las falsedades de esos documentales”, aseguró un profesor de un colegio de secundaria en Managua, quien habló con CONFIDENCIAL a cambio de respetar su anonimato.

El mismo docente explicó que se sienten de brazos atados, pues si no acatan la orden que viene directamente desde el Ministerio de Educación, existen grandes posibilidades de que los despidan.

“Ellos tienen un dicho, que no podemos matar a la vaca que nos da la leche, una cosa así, no recuerdo. Pero nosotros estamos claros de que hacemos esto obligados. Algunos hablamos con los estudiantes y ellos entienden, otros no hacen eso, otros lo hacen porque son militantes”, expresó el mismo profesor.

Una alteración de la realidad

Josefina Vijil, investigadora y especialista en educación, manifestó que con la presentación de los videos oficiales en las escuelas secundarias, el régimen pretende imponer su propio relato de las cosas, es decir, una realidad alternativa que termina siendo surrealista, porque lo que está diciendo es quienes ven sus videos es que no “le crean a sus ojos, sino créanme a mi”.

“Lo grave es que lo que están tratando de hacer ahorita en el sistema educativo es violatorio de todos los principios, de las leyes, de la Constitución, de la convención internacional de defensa de los derechos de las niñas y niños”, afirmó Vijil.

Para la especialista, la educación tiene como misión darle una oportunidad a las personas de desarrollar sus potencialidades, de tal manera que puedan aprovechar sus oportunidades en la vida. La educación, según Vijil, no se trata de contar un relato, sino de que las personas puedan ampliar las habilidades para obtener uno propio.

“Lo que está haciendo la dictadura no solo es violatorio de todas las leyes, también es contrario a la finalidad de la educación y es algo que debería ser sancionado. Están usando a los docentes, instrumentalizando a los docentes, a las escuelas, todos los recursos de la educación”, continuó Vijil, quien confió en que el adoctrinamiento en las escuelas es ineficiente y que el Gobierno no va a lograr lo que se está planteando.

Afirmó que a la fecha la dictadura no tiene ninguna credibilidad, pues pretenden decirles a las personas que lo visto durante las protestas de abril no existe, sino que solo es “real” lo que ellos filmaron. Vijil lamentó que las autoridades del Ministerio de Educación estén intentando adoctrinar a los niños y niñas en una edad en la que los deberían ser tutelados y protegidos.

“Entonces están violando esos derechos de tutelaje y protección de los menores, y de esa manera violando la convención de los derechos de los niños y las niñas”, explicó.

Ortega va a la escuela

En febrero de 2016 CONFIDENCIAL publicó  “Culto a Ortega en la Escuela”. El reportaje comprobó que la propaganda oficial está plasmada hasta en libros de texto de primaria y secundaria, a pesar que Ley electoral prohíbe propaganda partidaria en los centros educativos escuelas.

Confidencial recorrió varios colegios de Managua. Ingresó a los centros educativos: ‘Cervantes’, ‘Fernando Gordillo’ y ‘Benjamín Zeledón’. Encontró afiches del dictador Ortega y la ahora vicepresidenta Rosario Murillo que estaban desde 2013. En el Maestro Gabriel fue donde había más abundancia de retratos.

“Es respeto porque es tu Presidente, el mío y el de ellos (alumnos). Nosotros lo que hacemos es elevar o mostrar la imagen de nuestro Presidente y de esa manera demostrar nuestra fidelidad a él”, justificó Juan Ramón Meza Mantilla, profesor de Educación Física del colegio Maestro Gabriel, quien codirigía el simulacro.

En el colegio Benjamín Zeledón un retrato de Rosario Murillo estaba pegado en la biblioteca, sobre un cúmulo de libros de texto. Las pizarras de las aulas estaban encabezadas con la frase “Año de la Buena Esperanza”, el nombre que lleva la “Estrategia de Comunicación” ideada por la Primera Dama para 2016. En los murales dedicados al centenario de muerte del poeta Rubén Darío estaba también la figura del comandante Ortega.

“La verdad es que el Presidente de la República es el comandante Daniel Ortega, y obviamente es un reconocimiento a su autoridad como la ha habido con otros presidentes”, afirma el diputado José Antonio Zepeda, secretario general de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN). “Siempre ha habido ese reconocimiento, así que no veo ninguna propaganda, porque es el Presidente de este país”, remarca.

“Incluso —compara Zepeda—en todas partes del mundo, en todas las entidades públicas, preside la imagen del Presidente”. Sin embargo, el exministro de educación y ahora negociador de la Alianza Cívica, Carlos Tünnerman, sostuvo que la propaganda partidaria se extiende no solo a los edificios propiedad del Estado sino a la vía pública.

“Eso es lo que se llama el afán de protagonismo, el culto a la personalidad, que precisamente la Revolución con sus primeros decretos quiso erradicar”, afirma Tünnerman.

Papel de los padres

De regreso en Managua, el profesor que accedió a hablar con CONFIDENCIAL, expresa que hasta ellos son víctimas de “discursos” que pretenden “hacernos cambiar de parecer”. Durante las reuniones que sostienen los docentes a finales de cada mes, los delegados o distintas autoridades del Ministerio de Educación, intentan traer a la capacitación temas políticos cuyo eje central está dirigido al desprecio de “los golpistas”.

“Supongo que en todas las instituciones del Gobierno debe ser igual. A mí me molesta porque los colegios deberían estar exentos de esto. No deberían tratar de imponer su discurso a los muchachos. Lo que provocan es el rechazo de los estudiantes y en algunos casos que sus padres los cambien de colegios”, aseguró el profesor.

Para Josefina Vijil, investigadora y especialista en educación, todos los nicaragüenses deberíamos usar todos los recursos y el poder que tenemos para frenar esta conducta de adoctrinamiento impulsada desde la presidencia. Los padres de los alumnos, dice, deben protestar ante la dirección del centro, levantar cartas, firmas y denunciar en todas las instancias posibles.

Para Vijil el rechazo que está teniendo este adoctrinamiento de parte de los estudiantes de secundaria, tiene que ver con que el discurso oficial no caló, producto de la innegable realidad que Nicaragua vive y que ha sido ampliamente reconocida por todos los nicaragüenses que están en el país y en el extranjero.

“El discurso es altamente ineficiente ante la realidad que vos estás viendo.  El gran problema de ellos es que desprecian profundamente a las personas, desprecian la capacidad de pensar de las personas. Han querido a lo largo de todo su Gobierno, al igual que los liberales y otros Gobiernos, convertir a los ciudadanos en clientes y los derechos en favores, de tal manera que la gente responde completamente a ellos. Para este tipo de régimen la ignorancia es funcional, por eso es que la calidad de la educación en Nicaragua es tan mala, por eso en estos años en que ellos han gobernado, no se han resueltos los problemas sino que han incrementado”, aseguró.

Vijil aseguró que lo que se necesita como país y ciudadanos, es exigir tener una educación de calidad que nos permita no solamente desarrollar todas nuestras potencialidades y aprovechar todas las oportunidades que tenemos enfrente, sino ser sujetos de nuestro propio destino y de tomar nuestras propias decisiones.

“El proceso educativo básicamente lo que te da son instrumentos para que vos pensés, que proceses información y saqués tus propias conclusiones. En el mundo ya sabemos que no hay una verdad, la verdad es relativa, cada individuo construye su pensamiento, pero lo construye a partir del desarrollo de rutinas de pensamiento. Los ciudadanos somos autónomos e independientes y no ser tutelados por nadie. Ciudadanos independientes y autónomos que tomemos nuestras propias decisiones”, finalizó la especialista.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

El Malecón, La Habana, Cuba. Por Brian Okiec (EUA). Cámera: Olympus E-M10MarkII

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]