Ortega y el ejército callan sobre el envío de tropas a Rusia

Un militar ruso iza una bandera durante la apertura de los ejercicios Vostok 2022. Abajo y a la izquierda se observa la bandera azul y blanco de Nicaragua. Foto: Efe

Ni Daniel Ortega, ni el general Julio César Avilés se refirieron al envío de tropas nicaragüenses en los ejercicios militares Vostok 2022

Por Iván Olivares (Confidencial)

HAVANA TIMES – Daniel Ortega pronunció un discurso en el acto de celebración del 43 aniversario de fundación del Ejército Nacional (EN), sin mencionar la grave crisis que vive Nicaragua. No se refirió a ningún hecho de actualidad como la exhibición de los presos políticos, la persecución a la Iglesia católica, o la migración masiva que ha provocado el agravamiento de la crisis.

Ortega y el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, no hablaron sobre las maniobras militares que se realizan en Nicaragua con la participación de tropas extranjeras, o sobre la participación de tropas nicaragüenses en los ejercicios militares Vostok 2022 (Este 2022) que se llevan a cabo en Rusia, y concluyen el 7 de septiembre.

Este jueves 1 de septiembre, Rusia inició unas gigantescas maniobras militares con la participación de 50 000 efectivos, 5000 unidades de armamento pesado, 140 aviones y 60 buques, señaló el Ministerio de Defensa en un comunicado citado por la agencia de noticias EFE.

“El jefe del estado mayor general ruso, el general Valery Gerasimov, supervisará personalmente los simulacros, en los que participarán tropas de varias naciones exsoviéticas, así como de China, India, Laos, Mongolia, Nicaragua y Siria”, dijo por su parte la edición internacional del diario inglés The Guardian.

Este año los ejercicios Vostok cuentan únicamente con una sexta parte de los militares que tomaron parte en los mismos hace cuatro años, cuando llegaron a movilizarse más de 300 000 efectivos, lo que convirtió esos ejercicios en la mayor exhibición de fuerza por parte de Rusia desde los tiempos de la Guerra Fría. Sin embargo, en los Vostok 2018 participaron contingentes militares solo de dos países —China y Mongolia— frente a los trece que acudieron a la edición actual.

En el inciso 18 del Decreto Presidencial 10-2022, publicado en La Gaceta 103, del pasado 7 de junio, se autoriza la “salida del territorio nacional, de forma rotativa, de cincuenta (50) militares, naves y aeronaves del Ejército de Nicaragua hacia la Federación de Rusia, para participar en ejercicio de intercambio e instrucción militar y adiestramiento en operaciones de ayuda humanitaria con las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia”, válido para todo el segundo semestre del año.

Ortega se dedicó a repetir su versión de la historia nacional en la que cuestionó a la Iglesia católica, a la que señaló de haberse puesto al servicio de intereses extranjeros durante un par de pasajes de la historia, aunque sin decir que esta semana sus agentes mantienen secuestrado a un obispo, condenaron a 30 años de cárcel a monseñor Leonardo Urbina, y hay un seminarista y cuatro sacerdotes que eligieron exiliarse para eludir el acoso del régimen.

Como parte de su repaso histórico, en un paralelismo que no terminó de construir, Ortega recordó que en los años 60 y 70 a los guerrilleros “nos capturaban y nos liberaban después de tenernos detenidos unos meses”. Sus jueces y sus policías mantienen secuestrados a casi 200 reos de conciencia en las cárceles del régimen, la mayor parte de ellos acusados de delitos recién inventados, cuya presentación esta semana, sirvió para constatar el deterioro de su estado de salud.

En el plano internacional, el mandatario aprovechó para enviar un mensaje de solidaridad a la vicepresidenta de Argentina, “Cristina Kirchner”, a la que definió como “una mujer valiente, luchadora… víctima de una campaña brutal de calumnias, falsas acusaciones y linchamientos”, que sufrió un intento de asesinato.

Daniel Ortega habla durante el acto por el 43 aniversario del Ejército, lo observa el general Julio César Avilés. Foto: Presidencia

Avilés agradece a su jefe

El jefe militar destacó, como uno de los mayores logros del Ejército, “la incorporación de nuestros soldados y marineros a tener derechos por primera vez a un sistema de pensiones, gracias al respaldo que usted comandante (Daniel Ortega) nos ha dado”.

Avilés defendió la tesis de que Nicaragua es el país más seguro de la región, no solo por tener las más bajas tasas de homicidios, sino porque, aseguró, en el país no hay pistas clandestinas ni agrupaciones narco, y porque el ‘muro de contención’ impide el trasiego de grandes volúmenes de droga, con lo que en el país no hay tantos consumidores.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.