Una Venezuela Dividida

Janis Hernandez

banderaHAVANA TIMES — El recién concluido proceso de elecciones en Venezuela, demuestra que de un lado y de otro las campañas mediáticas siempre sobreestiman a su anfitrión y subestiman al adversario. Sin embargo el efecto electoral evidencia una sociedad dividida.

Un país que no tiene muy claro si su mejor opción está en manos de un político, abogado, de 41 años, militante del partido Primero Justicia, de derecha. O un político y sindicalista Socialista, de 50 años, de izquierda.

El cómputo del Consejo Nacional Electoral (CNE), con el 99,12 % de los votos escrutados, le dio la victoria al presidente encargado. Asegurando que los resultados son irreversibles. Para regocijo de los seguidores del proyecto socialista que encabezó Chávez, el oficialista Nicolás Maduro venció en las elecciones presidenciales versus el candidato opositor Henrique Capriles.

Pero lo logró con un rigidísimo triunfo, el 50,66% de los votos. Mientras el contrincante quedó con el 49,07%. Maduro defendió su triunfo y dijo: …que no hay nada que ocultar… Por su parte Capriles dijo:… que exigirá un recuento de votos…

Con ese estrecho margen de victoria, quedan descartas las “aplastantes derrotas” que unos a otros se prometieron en sus campañas electorales. Queda descarta también “la supuesta ganada de conciencia socialista del pueblo venezolano”, y su irrevocable incondicionalidad al proyecto bolivariano.

Si no, ¿cómo se explica el saldo de 7 muertos y 60 y tantos heridos, así como sabotajes y asaltos a establecimientos? Estos lamentables hechos resaltan la división política que impera en esa nación. Demostrado en que la diferencia entre ambos candidatos fue de 1.59% de los sufragios.

Aunque se pongan todos los ejemplos de la historia de las elecciones en el mundo, donde los márgenes de diferencia fueron pequeños. Eso no sirve para nada de comparación.

Y voy a usar el mismo ejemplo que más se ha empleado, Obama ganó las elecciones con angosto margen ante su oponente, bien. Pero demócratas y republicanos no salieron a las calles a agredirse.

No se puede negar que hay una Venezuela mitad roja y mitad azul. Queda por ahí también un porciento amarillo que no fue a las urnas. Venezuela se parece a su bandera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *