Sobre los médicos cubanos en Brasil

Por Vicente Antonio de Castro*

Medicos cubanos en brasil. Foto: cibercuba.com

HAVANA TIMES – A cuenta del apoyo que la izquierda latinoamericana da al desastroso proyecto chavista, otra nación gira a la derecha huyendo de la “benevolencia” socialista, hablo de Brasil.

Para los más de 8,000 cubanos trabajando allí, es noticia que quien será casi con certeza el próximo presidente, Jair Bolsonaro, afirme que dejará de financiar Mas Médicos, programa federal que contrata profesionales locales y foráneos para trabajar en aquellos lugares que padecen menos médicos que la media brasileña de dos por cada mil habitantes.

Un indignado periodista cubano hablando sobre esto indicó: “si se van los cubanos, ¿irán los médicos brasileños a esos empobrecidos lugares? Lo dudo”.

Con este “lo dudo” el periodista quería decir algo así como que los médicos cubanos son mejores personas que los médicos brasileños, ergo, el sistema cubano es mejor que el brasileño.

Si partimos de que los cubanos no somos mejores ni peores que nadie, uno podría preguntarse por qué los médicos de aquí están trabajando en áreas de Brasil donde los brasileños no van, la respuesta es sencilla y nada tiene que ver con solidaridad o humanismo, sencillamente allá les pagan, aquí no.

Aunque el Gobierno cubano repite hasta el cansancio que Cuba es el país más solidario del mundo, es sabido que la “solidaridad” es el mayor negocio del Estado cubano, y que, si sumamos este acápite con lo que se recibe de remesas, concluiremos que después de 60 años de socialismo lo más rentable para los Gobernantes de la Isla es enviar a su pueblo a trabajar lejos, por las buenas o por las malas, allá con los capitalistas si es posible.

Este programa ha generado tensión entre ambas naciones precisamente por el tamaño de la tajada del Gobierno cubano. Inicialmente era más del 60% del salario de los médicos antes de impuestos, algunas fuentes dicen que el 75%, lo cual disminuyó hasta “solo” el 40% luego de que una demanda judicial obligara al Gobierno brasileño a defender el salario de los médicos cubanos, algo paradójico, pues los sindicatos cubanos jamás se han pronunciado sobre estas condiciones de trabajo (ni sobre nada que incomode al gobierno).

Aun cuando tienen prioridad, los médicos brasileños, poco interesados en vender sus servicios al precio que ofrece el programa, solo cubren el 6% de las plazas ofertadas, sin embargo, los médicos cubanos, aun cuando saben que serán esquilmados por su propio gobierno, están locos por irse para Brasil, pues comparado con su salario de 50 dólares mensuales en Cuba, es una fortuna lo que allí recibirán.

Insinuar que los médicos cubanos son “mejores” que los brasileños es solo otro de los despropósitos de la propaganda comunista, lo que son, y eso es demostrable, es mucho más pobres.

Así que no está en la mejor o peor calidad humana de cubanos y brasileños la explicación de por qué los primeros van a esas zonas y los segundos no, la explicación estaría en las obscenas diferencias patrimoniales existentes dentro del capitalismo brasileño, donde existen zonas muy pobres y otras muy ricas, y en la triste homogeneidad del socialismo cubano, donde todos somos muy pobres, con la excepción del gobierno y los altos militares que poseen la isla y a sus habitantes.

*Escritor invitado

6 thoughts on “Sobre los médicos cubanos en Brasil

  • Oye! con el 35 % no se gana una elección en Brasil ese fue el mayor porcentaje que le dieron las encuestas a Lula, con ese coeficiente electoral expresaba los adeptos a Lula, pero lo que ni Lula ni el PT se daban cuenta que el rechazo a Lula y al PT era inmensamente mayor y gran parte de ese rechazo lo estaba asimilando Bolsoro y la otra parte se la está dando a Bolsonaro las circunstancias al se tener la opción de elegir entre los dos extremos del espectro político brasileño. Fíjate que ayer en su desespero Haddad se hizo el haraquiri y empezó a alabar a el Juez Sergio Moro, a la Lava Jato y a la justicia brasileña que a esta altura del campeonato tu también sigue acusándolos de conspirar contra Lula, pero como tú has venido a bailar a casa del trompo, te dejo un link de un artículo de mi autoriza donde hace mucho tiempo alertaba al PT de eso que Haddad y su combo parece que se vinieron a enterar ayer. https://www.cubaencuentro.com/internacional/articulos/el-partido-de-los-trabajadores-de-brasil-debe-refundarse-331989

  • Desde el golpe de Estado a Dilma, y el montaje judicial a Lula para que no pudiera participar en las elecciones para las cuales era el candidato favorito Cuba debió sacar a todos los médicos de Brasil, ahora ante la amenaza de que al poder llegue un neo-fascista no puede esperar mas y que el pueblo que lo va a elegir sufra las consecuencias de sus estupidez e ignorancia.

  • Cubanón, es posible que no me haya explicado lo suficiente en mi primer comentario, decía en ese comentario que tanto la prensa oficial cubana, que es el caso del periodista que dio pie a el presente artículo como el que escribe este articulo y otros que escriben sobre la problemática brasileña, que es muy compleja, la banalizan, ahora voy a incluir a la presa internacional para referirme a un artículo del español el País donde hacen un paralelismo entre Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador, leí otro artículo en Cuba Encuentro donde se hace un paralelismo entre Bolsonaro y Fidel Castro, a mi modo de ver el más parecido a Fidel Castro en Brasil es Lula. Al usar la palabra banalizar podría haber dicho simplista, siguiendo con los médicos, cuando llegue al Brasil, unos alcaldes del estado de Tocantins habían contratado una desenas de médicos cubanos directamente con el gobierno cubano, el Consejo Regional de Medicina de Brasil (Colegio Medico) logró que no siguieran consultando porque no tenían homologado sus títulos, sus pacientes y la comunidad de los municipios donde estaban ubicados empezaron a protestar y el Consejo Regional de Medicina estuvo que echarse a un lado y permitir que los médicos cubanos continuaran trabajando, te imaginas si a Bolsonaro le da por como dice el articulista dejar de financiar más de 8000 médicos cubanos el estrago que le hace al Sistema Único de Salud es como si Bolsonaro se convierta en un terrorista de su propio gobierno por un lado, pero por el otro teniendo en cuenta la experiencia de Tocantins de una docenas de médicos ahora con más de 8000 diseminados por toda la geografía brasileña y con la tensión social existente en la sociedad brasileña, que los mas cuerdos incluyendo a Bolsonaro, estamos de acuerdo que debe haber un periodo de pacificación post-elecciones para que el país salga de las crisis en que está sumido.

  • Muy ilustrativo su comentario, mucho mejor que el anterior qeu más bien tiende a confundir a los que no vivimoes en Brasil.Gracias.

  • En unas entrevistas que se hicieron a los cincos presidenciables mejor ubicados en las encuestas del primer turno ante un panel de periodistas, la respuesta de Bolsonaro sobre el tratamiento que le daría a los médicos cubanos del contrato más médicos contesto: “Cuando los médicos cubanos hacen confianza con los brasileños le cuentan que el gobierno cubano le entrega una parte ínfima de lo que le paga el gobierno brasileño, que no le permiten traer sus familias a Brasil, si llego a presidente voy a luchar porque los médicos cubanos homologuen sus títulos en Brasil para acabar con la duda de si están o no están preparados para trabajar en el sistema de salud brasileño, para que reciban el salario que les corresponde y que puedan traer a sus familiares para Brasil mientras dure su contrato. Desde las manifestaciones de 2013 hasta estas últimas elecciones la sociedad brasileña viene exigiendo por mejorías en la salud pública, la educación, la seguridad ciudadana, la lucha contra la corrupción y la movilidad urbana (el derecho de ir y venir), en el caso de la salud pública y la educación la constitución brasileña estipula que se use una parte del PIB o sea un porcentaje para cada de una de ellas, lo que hace imposible que Borsonaro desista del contrato más médicos sin poder suplir esa necesidades que tiene su solución a largo plazo que requeriría varios mandatos presidenciales, más, teniendo en cuenta que el grueso de los médicos cubanos están ubicados en la zona norte nordeste que es la única zona donde Addad de le gana a Bolsonario, porque en las otras cuatro zonas que se divide este inmenso país está ganando con amplio margen Bolsonara. Bolsonaro como muestran las encuestas va a ganar las elecciones y tiene muchos desafíos para gobernar y muy seguro que no se va a arriesgar a una desestabilización social de gran magnitud por la cancelación del plan más médicos.

  • Llevo más de 20 años en Brasil integrado a la sociedad brasileña y a familias brasileñas a través de mi primera esposa brasileña y sus hijos y a mi actual compañera y sus hijos, nueras y nietos, pienso que los problemas de este gran país son banalizados tanto por la prensa oficial cubana tanto por la alternativa y la cuestión de los médicos cubanos es parte de esa banalización, no se trata de que los médicos cubanos sean mejores o peores que los brasileños, de lo que se trata es que una gran parte de esos médicos cubanos están en municipios del norte y del nordeste brasileño entre otros, donde sus servicios son muy valorizados por las autoridades municipales y los pacientes que se sienten bien atendidos, tratados con respeto y hasta fraternalmente por los médicos cubanos, puse entre otros porque conozco casos de una ciudad del interior del estado de São Paulo donde están ubicados médicos y medicas cubanos de más médicos que son muy bien valorizado por la sociedad en su conjunto inclusive por muchos ciudadanos que no se atiende por Sistema Único de Salud (SUS) sistema público, que por sus actividad filantrópicas tienen muy buena opinión de los médicos cubanos que cuando me encuentro con ellos porque pertenecen a mi organización, como cubano me hacen llegar sus valoraciones de los médicos cubanos que prestan servicios en la ciudad. Una cosa es lo que dicen los candidatos en campaña y otra lo que hacen cuando están en el poder porque este no es un estado autoritario ni mucho menos totalitario donde los gobernantes pueden hacer lo que le vengan en ganas, Brasil es un Estado Democrático de Derecho que tiene sus pesos y contrapesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *