“Sindicatos en Costa Rica deben tener enfoque de género”: dirigente sindical

Aromina Garcia 

politica_genero_13113-280x220HAVANA TIMES – Las mujeres costarricenses logran una mayor participación en los espacios  sociales, políticos y económicos; sin embargo, las labores de cuidado de la familia todavía recaen en ellas, por lo que les resulta muy difícil mantenerse en estos campos.

Las mujeres se comenzaron a vincular en el campo sindical para mejorar sus condiciones laborales, como la igualdad y los salarios.

A partir de una ley de paridad, en las juntas directivas de estas agrupaciones hay una mayor incorporación, pero en ocasiones queda solo en el papel.

El problema es que las reuniones en donde se toman decisiones en los sindicatos, en ocasiones se dan de forma informal,  fuera del horario de trabajo y debido a las labores de cuidado de sus hijos e hijas en el hogar, a las mujeres les resulta complicado asistir y de nuevo su voz se hace a un lado.

Por tal motivo, la dirigente Antonieta Villalobos consideró que el trabajo de los sindicatos debe tener un enfoque de género que permita comprender la realidad de las mujeres y les brinde la posibilidad de desarrollar experiencia en estos grupos para llegar a ser lideresas reconocidas.

“Tenemos poca formación política, los sindicatos no se preocupan en brindar formación política para las mujeres”, señala Villalobos.

La nueva legislación costarricense solicita que las candidaturas para diputaciones sean 50% para hombres, 50% para  mujeres y que los puestos se alternen.

La exdiputada y exministra de la Condición de la Mujer, Gloria Valerín, comenta que a la par de este acceso a la vida política, falta un equilibrio de las cargas del trabajo reproductivo que continúan bajo los hombros de las mujeres.

“¿Cuántas mujeres renuncian a las municipalidades de las que son electas porque las reuniones terminan a las 11 o 12 de la noche y ellas tienen problemas con sus familias por eso?”, cuestiona.

Las mujeres costarricenses tienen un papel fundamental en la política, pero al igual que en el campo sindical, se topan con barreras, lo que hace al final que muchas dejen estos cargos. (VOCES NUESTRAS)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *