Resultado aún incierto del referendo en Ecuador

Por Gonzalo Ortiz

HAVANA TIMES, 9 mayo (IPS) — La reducción de la brecha que favorecía al Sí en la encuesta a boca de urna y las inconsistencias numéricas en 60 por ciento de las actas electorales provocan inquietud entre los ecuatorianos partidarios de una y otra opción sobre las reformas a la Constitución y nuevas normas puestas el sábado a referendo.

“Al faltar escrutar aún 70 por ciento de las urnas y con resultados muy estrechos (a favor de la propuesta del gobierno) en algunas preguntas, es imposible proyectar por ahora si triunfó el Sí o el No”, dijo este lunes a IPS el econometrista Pablo Samaniego.

Por su parte, Marcia Caicedo, vocal del Consejo Nacional Electoral (CNE), entiende que, “con 60 por ciento de las actas con inconsistencias numéricas, para el escrutinio no se puede aplicar ninguna fórmula matemática de ajuste sino que se deberá contar voto a voto”.

Caicedo adjudicó la gran cantidad de errores a la falta de capacitación de los vocales de las mesas electorales, que se debió, a su vez, a que las notificaciones y cartillas de instrucciones no llegaron a sus destinatarios por “un fracaso clamoroso” de la empresa estatal Correos del Ecuador.

Los ecuatorianos concurrieron a las urnas el sábado, en una jornada que transcurrió en total tranquilidad y normalidad según observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para responder por Sí o por No a cinco preguntas sobre cambios en la Constitución y otras tantas que pasan por un amplio abanico de temas a legislar, presentadas a iniciativa del presidente Rafael Correa.

Las dos primeras preguntas de las cinco enmiendas constitucionales propuestas en el referendo refirieron a la prisión preventiva en la normativa penal y a medidas cautelares alternativas a ese tipo de encarcelamiento.

Luego les siguieron el planteo de prohibir tener acciones en medios de comunicación a empresarios que actúan en el sector financiero y viceversa, la cuarta fue la creación de un Consejo de la Judicatura de Transición y, en quinto lugar, se consultó el modo en que deberá conformarse esa instancia de la justicia de modo definitivo.

Las consultas para la elaboración de leyes son: Tipificar como delito el “enriquecimiento privado no justificado”, prohibir las salas de juegos de azar, erradicar las carreras de toros y peleas de gallos, regular los contenidos de los medios que contengan mensajes de violencia, explícitamente sexuales o discriminatorios, y penalizar con prisión la contratación sin afiliación a la seguridad social.

Los festejos del gobierno y sus partidarios al cierre de las urnas por la ventaja del Sí a las propuestas oficialistas, de 62 por ciento y más según la encuesta difundidos por los canales estatales, se diluyeron luego de que el CNE hizo público a la noche su “conteo rápido”, que redujo radicalmente la brecha con el No.

En efecto, los márgenes de 24 puntos porcentuales originales disminuyeron a un abanico de entre siete y 10 puntos porcentuales, dependiendo de las preguntas. Este margen se estrechó aún más al progresar en la madrugada del domingo el escrutinio oficial de los votos, recopilados por el sistema informático del CNE.

Los cambios en el conteo obligaron a que Correa abandonara la tribuna preparada en una avenida al norte de Quito y se reuniera con la cúpula de su movimiento Alianza País para analizar la situación y hacer un seguimiento del escrutinio.

La difusión pública del “conteo rápido” no solo tomó por sorpresa al gobierno sino también a la oposición, ya que inicialmente el presidente del CNE, Omar Simon, había dicho que sería para uso interno del organismo.

El ex alcalde quiteño Paco Moncayo (2000-2009), de Izquierda Democrática, comentó a IPS que la divulgación de los datos primarios del CNE “se debió a la enorme presión ciudadana y a las gestiones de la misión de observadores electorales de la OEA”.

Hasta las 11:30, hora local, de este lunes se habían contado 11.727 actas de un total de 29.688. En ese tramo, el Sí alcanza en nueve preguntas márgenes de 0,8 a 8,5 por ciento sobre los votos negativos, si se cuentan también nulos y blancos que no son válidos en este referendo. Los votos por la décima consulta no son dados a conocer por el CNE porque no tiene validez nacional.

La estrecha diferencia entre una y otra opción, lo lento del escrutinio (en cuatro horas apenas se agregó el conteo de 119 actas) y problemas en 60 por ciento de las actas indican que no se podrá contar con resultados oficiales por varios días más. La ley da 10 días al CNE para completar los escrutinios, aunque se puede extender ese plazo con la votación especial de sus miembros.

Para Moncayo, los resultados hasta ahora conocidos parecen darle “un mensaje muy claro al presidente (Correa) de que más de la mitad del país no está de acuerdo con su política”. El comentario toma en cuenta que el Sí no alcanzaría en general a 50 por ciento de los votos emitidos, aunque para el referendo alcanza con sumar más que el No.

“Lo cierto es que la campaña electoral de 2013 arrancó el sábado, con el referendo, que fue el mayor error político de Correa, porque permitió comprobar que no cuenta con el acuerdo nacional que antes sí se manifestaba en las urnas”, dijo José Hernández, subdirector del diario local Expreso.

Por su parte, el presidente de la unicameral Asamblea Nacional legislativa, Fernando Cordero, descalificó a quienes hacen cuentas sumando los votos nulos y blancos al No. “La verdad es que el Sí gana en el cómputo nacional y ese es el mandato del pueblo”, enfatizó.

Según su análisis, hecho esta mañana en la televisora Ecuavisa, “más de la mitad de los votos del No es de gente que se dejó atemorizar por la campaña de mentiras de la oposición”.

“Si ese es el nivel de análisis, me temo que Alianza País no entiende lo sucedido y vamos a ir de mal en peor”, dijo Julio Echeverría, profesor de la privada Universidad San Francisco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *