Presidencia de Colombia se define en junio

Por Constanza Vieira

HAVANA TIMES, 31 mayo (IPS) — Las encuestas sobre las elecciones del domingo 30 en Colombia acertaron en que habría segunda vuelta el 20 de junio, pues ningún candidato logró 50 por ciento más uno de los votos, pero mostraban una diferencia entre los favoritos mucho menor que la de las urnas. ¿Qué pasó?

El candidato presidencial oficialista y ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, superó por más del doble a su principal contendor, el filósofo y matemático Antanas Mockus, del Partido Verde, según los datos del escrutinio inicial.

Santos, candidato del actual presidente Álvaro Uribe por el Partido de Unidad Nacional o “de la U”, obtuvo 46,56 por ciento de los votos, y Mockus 21,49 por ciento. Ambos se medirán en segunda vuelta el 20 de junio.

Las encuestas estarán nuevamente a prueba, pues han mostrado insistentemente un empate para esa instancia. También serán decisivas la migración de votos de opinión, las minorías y las alianzas.

Germán Vargas Lleras, disidente del opositor Partido Liberal y oficialista también disidente, subió del sexto lugar en las encuestas al tercero en las urnas, con 10,13 por ciento.

Su lema: “Mejor es posible”. Su campaña fue una vitrina para exponer un detallado programa de gobierno que pareció convincente.

Se enfrentó a Uribe cuando éste intentó por segunda vez reelegirse cambiando la Constitución, pero últimamente las diferencias se ahondaron, y el candidato sufrió dos atentados en su contra.

El cuarto en votos es el izquierdista Gustavo Petro, del Polo Democrático Alternativo, con 9,15 por ciento.

Petro obtuvo la mitad del respaldo que su antecesor en las elecciones de cuatro años atrás, cuando el ex magistrado Carlos Gaviria batió el récord poniendo a la izquierda como segunda fuerza política de este país andino.

La ex embajadora de Uribe y ex canciller Noemí Sanín no logró unir en torno suyo al oficialista Partido Conservador, y recolectó apenas 6,14 por ciento de la votación.

Mientras, el otrora mayoritario Partido Liberal, en la oposición, quedó sumido en el luto. Con 4,38 por ciento de respaldo a su candidato –el ex ministro de Defensa, Rafael Pardo–, se salvó por poco de tener que devolver la financiación estatal, que se otorga sólo a partidos con más de cuatro por ciento de sufragios.

Para el experto Álvaro Forero, columnista del periódico El Espectador, el bajón de 15 puntos de Mockus, respecto de las previsiones de las encuestas, se debe en parte a distintos errores que cometió en su campaña.

Por ahora, Mockus desperdició el fenómeno de la “Ola Verde”, como se denominó el movimiento ciudadano que convocó, y que generó “una dinámica de ‘voto útil'” (elegir al que va a ganar), dijo Forero.

El voto útil se dispersó cuando Mockus comenzó a desinflarse, al tiempo que brillaban más Vargas Lleras y Petro.

A comienzos de mayo, Santos cambió de estrategia y contrató a Juan José Rendón, venezolano asesor de candidaturas derechistas en América Latina y con fama de experto en campañas sucias.

Aunque aún falta precisar el impacto de la actividad del venezolano, llevada en secreto, Forero considera que favoreció a Santos, junto con el insistente, aunque ilegal, respaldo que el presidente Uribe prestó al candidato oficialista.

“Mockus cedió cinco puntos a Santos, cinco puntos a Vargas, cinco puntos a Petro”, calcula Forero. En contraste, “Santos sumó los cinco que le ‘quitó’ a Mockus, y cinco que le ‘quitó’ a Noemí” Sanín, dijo a IPS.

La candidata se presentó como incondicional de Uribe. Luego se unió a los demás postulantes en la crítica a la corrupción gubernamental y el uso electoral de programas estatales para familias y mujeres en la campaña de Santos.

En síntesis, el continuismo rodeó a Santos, mientras que los distintos matices de lo que Forero llama “cambio con seguridad” se presentaron divididos entre Mockus, Vargas Lleras, Petro, Pardo e inclusive Sanín.

“Lo lógico es que en segunda vuelta esa dinámica favorece a Santos”, pues todas las versiones de “cambio con seguridad” tendrían que emprender la tarea de unirse en tres semanas. “Improbable, pero no del todo”, dijo.

En el último debate televisivo, el viernes 28, todos se alinearon contra Santos.

El oficialista lució contra las cuerdas ante temas espinosos como los “falsos positivos” (ejecuciones extrajudiciales para mejorar el conteo de cuerpos en la guerra contrainsurgente que vive este país desde 1964), cometidos durante su gestión como ministro de Defensa.

En todo caso, la segunda vuelta será de más confrontación.

En la primera, los votantes de opinión tuvieron “la opción de retirársele a Mockus y adherir a Petro o a Vargas Lleras”, señaló Forero, como en efecto sucedió.

Para el 20 de junio, “la pregunta es qué va a prevalecer: el continuismo o la anticorrupción”, señaló el analista, siempre y cuando Mockus logre “mejorar la estrategia, que ha mostrado muchas debilidades”.

La fuerte presencia del voto de opinión es más definitiva que las alianzas a las que lleguen o no los líderes.

Si todos los votos de los opositores Pardo y Petro se van con Mockus, así como la mayoría de los sufragios de Vargas Lleras y Sanín, “se obtendrían una cifras muy parecidas, un voto-finish tremendo en el que el tema de la transparencia electoral se vuelve decisivo”, dijo el analista.

En los comicios colombianos son habituales las denuncias de fraude.

Eso sí, el domingo 30 la que ganó fue la abstención: escrutadas 99,61 por ciento de las mesas de votación, se comprobó que 50,78 por ciento de los votantes no concurrieron a las urnas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *