ONU dice que protesta campesina en Colombia podría estar infiltrada

HAVANA TIMES (dpa) —  El representante de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en Colombia, Todd Howland, consideró “probable” que “personas de diferentes ideologías” participen en la protesta campesina que cumple más de un mes en la región de Catatumbo (noreste), según una entrevista publicada hoy.

Sin embargo, Howland precisó que, contrariamente a lo que han afirmado las autoridades, “es difícil” decir que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están infiltradas en las manifestaciones que concentran a más de 12.000 labriegos de esa zona del departamento de Norte de Santander, cerca de la frontera a Venezuela.

“Es probable que marcharan personas de diferentes ideologías. Es difícil decir si se filtró la guerrilla o no. Eran 15.000 personas protestando. Pero es usual en todo el mundo que, ante protestas masivas, haya entidades que traten de aprovechar políticamente estas protestas”, indicó el funcionario en diálogo con el diario “El Tiempo” de Bogotá.

El jefe de la oficina de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el país insistió en que la salida a las movilizaciones es el diálogo, en el que está dispuesto a ser mediador, además de la creación de “un mecanismo de seguimiento de acuerdos muy concretos”.

“No solamente hablar, sino crear confianza. La gente que está en movilización debe tener fe en el gobierno. Si no, nos exponemos a que crean que este gobierno es igual a todos los otros. Ahí es donde tenemos que ser más contundentes, en razón de nuestra experiencia, para facilitar la creación de reglas de juego muy claras”, agregó.

Finalmente, Howland dijo que el informe presentado por la ONU el pasado miércoles, en el que se estableció que en los enfrentamientos de semanas atrás en Catatumbo “hubo uso excesivo de la fuerza” y “se vulneraron los derechos de los manifestantes”, es una forma de “recomendarle” a la Fiscalía la investigación sobre este caso.

“Solamente se puede utilizar la fuerza letal cuando, en una manifestación, policías o soldados se sienten amenazados de muerte. Ellos fueron atacados y es posible que hayan disparado para defender sus propias vidas. Por eso es importante que la Fiscalía abra una investigación”, puntualizó.

El pronunciamiento de la ONU fue criticado por el Ministerio de Defensa y la Policía, que consideraron “irresponsable y temerario” sugerir que cuatro campesinos que murieron en el choque fueron alcanzados por disparos de policías cuando la investigación realizada por la Fiscalía no ha concluido.

Las movilizaciones concentradas en esa zona del país, en donde se ha implementado en los últimos meses un programa de erradicación de cultivos ilegales, se generaron debido a la poca inversión agraria que ha hecho el gobierno para reemplazar los medios de subsistencia de miles de campesinos que se dedicaban al cultivo de hoja de coca.

Por su parte, el vicepresidente, Angelino Garzón, designado por el presidente Juan Manuel Santos cabeza de una nueva comitiva del gobierno que retomó este sábado las negociaciones con los labriegos, dijo después de nueve horas de reunión que se presentaron “avances positivos”.

“Hemos estado conversando y consideramos que la reunión ha sido muy positiva. Nos hemos puesto de acuerdo en hacer unas consultas. Ellos consultarán con su comunidad y yo consultaré unos temas con el presidente de la república. Hay un buen ambiente y ante todo una gran voluntad por encontrar soluciones a los problemas”, dijo el vicepresidente.

El líder campesino César Jerez coincidió con el vicepresidente en afirmar que este domingo se espera llegar a un acuerdo que dé fin a la protesta “lo más pronto posible”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *