Mayas exigen consulta comunitaria

Autoridades indígenas. (AMARC Guatemala)

HAVANA TIMES — Las autoridades ancestrales del pueblo maya ixil de Nebaj, Quiché pidieron detener las actividades de la compañía hidroeléctrica española Hidro Ixil. Fue este martes durante la vista pública ante la Corte de Constitucionalidad.

El conflicto está originado por la puesta en práctica de las hidroeléctricas La Vega I y La Vega II en una montaña donde se encuentra un lugar ancestral y sagrado para el pueblo ixil.

Los abogdos de la comunidad ixil de Nebaj informaron que existe un amparo que suspendió el acuerdo ministerial que otorgó la licencia de explotación de la compañía.

La empresa ha iniciado obras sin respetar el principio de consulta comunitaria garantizado en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, en la Declaración Universal de los Pueblos Indígenas y en la Convención por la Eliminación del Racismo y la Discriminación, entre otros instrumentos jurídicos de vigencia nacional.

De acuerdo a la interpretación jurídica de la empresa, la consulta comunitaria no está reglamentada en el cuerpo legislativo nacional y por eso no se puede realizar.

Sin embargo, las autoridades ancestrales de Nebaj, Quiché reivindican una sentencia de la Corte de Constitucionalidad sobre un caso similar, donde se reconoció que prevalecía el principio de consulta comunitaria.

Miguel Rivera Solís, alcalde indígena de Nebaj, expresó que en la comunidad “están amenazando a las personas”.

Consultado sobre el calificativo de “opositores al desarrollo”, señalado por parte de algunos sectores oficiales, las autoridades ancestrales del pueblo maya ixil pidieron ser consultados y conocer los eventuales beneficios de la actividad.

Además, pidieron por un desarrollo de acuerdo a sus propios pensamientos y cosmovisión. (PÚLSAR)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *